El documental sobre Camarón salda una gran deuda con el genio

Camaron, en diferentes imágenes sobre su vida/SUR
Camaron, en diferentes imágenes sobre su vida / SUR
Placeres culpables

El festival de Málaga estrena 'Camarón: flamenco y revolución', una película que reivindica el legado del cantaor

Txema Martín
TXEMA MARTÍN

Todas las noches desde hace 25 años, La Chispa no se duerme sin darle antes un beso a una foto del día de su boda con José Monge. «Para mí los homenajes son duros pero yo a Camarón le tengo presente siempre. Todos los días viene gente a buscarme. Todavía no ha habido nadie como él, y no creo que lo veamos nunca. Era único». Son las palabras emocionadas que nos dedica, en la sala de maquillaje del AC Málaga Palacio, la viuda de cantaor que ha venido junto a su familia a presentar el documental sobre este auténtico revolucionario cuya memoria está empezando ahora a ser honrada y recuperada con la dignidad que el genio se merece después de un olvido imperdonable.

'Camarón: flamenco y revolución' está dirigido por Alexis Morante (que ha hecho doblete en esta edición con el documental sobre Alejandro Sanz) y narrado por Juan Diego, pero su máximo precursor es el publicista José Carlos Conde, que nos cuenta los detalles sobre un proyecto justo y ambicioso. Un encuentro causal con Luis Monge, hijo de Camarón, encendió su interés. «Hemos descubierto que sin ninguna protección y sin apoyo de ningún tipo, la familia guardaba más de 700 piezas audiovisuales con 1.300 horas de vídeos inéditos, cerca de 200 guitarras de mucho valor, 5.000 fotografías y muchos recuerdos; un tesoro oculto en un sótano de unos 50 metros cuadrados, sin seguro ni catalogación. Es lamentable y denunciable que ninguna institución se haya preocupado de conservar ese legado. Podría haber ocurrido un incendio y habría desaparecido todo. Nosotros somos una productora privada, y no dábamos crédito».

Todo lo ha conservado como ha podido la familia, con muy pocos medios. «Camarón no se hizo rico con la música, en absoluto. En aquella época no se ganaba tanto dinero. Murió con una economía razonable, pero no rico, y han tenido que sobrevivir. Queremos que se sepa que su familia ha sido muy maltratada por la industria». El productor aprovecha para desterrar el mito sobre la mala relación entre Paco de Lucía y el cantaor gitano. «Eso es una leyenda. Este documental no se podría haber hecho sin la colaboración de la familia de Paco de Lucía porque las dos son propietarias de su legado».

El cineasta Alexis Morante ha dirigido los documentales sobre Camaron y Alejandro Sanz

Más adelante se descubrirán algunas novedades, sobre todo en el ámbito discográfico. Mientras tanto tenemos este documental que, con un millón de euros de presupuesto, algo inaudito en la producción nacional, hará historia por ser el primer documental español que tendrá una difusión mundial en la plataforma Netflix. «Esta película no ha recibido ni un solo euro de subvención ni ayudas de ninguna institución pública porque nadie ha creído en el proyecto. Ni el Ministerio, ni la Junta. Ninguna televisión nacional ha entrado, y hemos hablado con todas. Solo nos ha ayudado Canal Sur, el Ayuntamiento de San Fernando y compañías privadas como su discográfica, Universal».

¿Cómo es posible que después de 25 años nadie le haya dado importancia a este legado? «Eso también me lo pregunto yo. Espero que la gente se dé cuenta de lo que ha ocurrido», nos dice el productor de la película, que nos confiesa que, después de seis años trabajando mano a mano con la familia, lloró la primera vez que la vio. «Las imágenes del entierro de Camarón son muy emocionantes, y queríamos que la gente lo recordara». Esa secuencia pone los pelos de punta. Jamás hubo una despedida como la que se le hizo a este auténtico mesías del cante flamenco.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos