Belén Rueda le quita el sueño al Festival de Málaga

Belén Rueda le quita el sueño al Festival de Málaga
EFE

La actriz protagoniza 'No dormirás', un thriller psicológico sobre los límites de la interpretación rodado en un entorno inquietante. Ella, asegura, no es supersticiosa

Regina Sotorrío
REGINA SOTORRÍO

Hay terrores mundanos, sin espíritus ni extrañas apariciones de por medio. «No hay nada peor que apoyar la cabeza en la almohada y no dormir», asegura el productor Íñigo Cucucovich. El director Gustavo Hernández le quita el sueño al Festival de Málaga con 'No dormirás', un thriller psicológico coproducido por Argentina, Uruguay y España que abrió hoy la competición. La actriz Belén Rueda defendió el título rodeada de productores ante la ausencia del director, camino del Festival de Tribeca, donde también se exhibe la película.

'No dormirás' lleva al extremo las consecuencias de pasar días sin cerrar los ojos en un entorno inquietante y con un reto artístico. Parte de una experiencia personal del director uruguayo que, durante el rodaje de un videoclip, estuvo dos días sin dormir. «Se puso a jugar a 'Guitar Hero'. Tiene un hijo adolescente que siempre le ganaba y esos días él batió el récord por mucho», explicó Cucucovich. De ahí nace una historia en la que una profesora de teatro y artista de performance prepara a sus actores para una función muy especial. Su técnica consiste en dejarles hasta cuatro días sin dormir para sacar a flote todas sus emociones. Su singular 'escuela' está en un antiguo psiquiátrico abandonado. Poco a poco, la falta de sueño hace estragos entre el equipo.

La crítica

Esa profesora es Belén Rueda, a la que sedujo el planteamiento de llevar «al extremo el sueño como una propuesta artística». Pero solo para la ficción. «Será la edad, yo creo que hay que meterse de lleno en los personajes pero no hay que perder nunca la cabeza», declaró. Mencionó a artistas como Marina Abramovich, que llevan su cuerpo y sus propuestas hasta el límite. «Pero creo que para hacer un buen trabajo no hay que llegar a ese extremo», aseguró. Tampoco comparte ciertas exigencias en la formación de los actores. «Porque no creo que el que más sufra sea el que mejor lo sabe hacer (…) A los actores se nos somete a determinadas cosas, pero hay que tener un límite. Llevarse el personaje a casa no es arte», añadió.

La localización de 'No dormirás' es clave para el tono de la película, y también para la actitud de los actores. La sugestión fue un invitado más al rodaje. El psiquiátrico abandonado era en realidad un orfanato en Argentina «en el que murieron muchas niñas y donde en la época de la dictadura se produjeron hechos muy bestias, incluso se descubrió una fosa común con muchos bebés», detalló Belén Rueda. Contó que el lugar tenía «algo especial» nada más cruzar la puerta. «Hacía tanto frío y tanta humedad dentro de la casa que había que estar continuamente fregando las escaleras porque parecía que las paredes lloraban», apostilló.

Había una «energía diferente», dijo la actriz. «Espíritus traviesos», según el productor. «Pasaron algunas historias truculentas con los técnicos. Uno sintió que le tiraban de la chaqueta y decíamos eran las niñas que tenían hambre. Nos gusta trabajar en esa sugestión», apuntó Íñigo Cucucovich. Pero Belén Rueda, una reina ya del género de terror, asegura que no es supersticiosa. «Eso es un segundo trabajo y prefiero dedicar mi tiempo a otra cosa», concluyó.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos