Diario Sur

Enrique García gira hacia el cine comercial en 'Resort Paraíso'

El equipo de ‘Resort Paraíso’ protagonizó ayer uno de los estrenos especiales del festival
El equipo de ‘Resort Paraíso’ protagonizó ayer uno de los estrenos especiales del festival / Paula Hérvele
  • El director malagueño firma un trepidante ‘thiller’ a partir de la historia de una pareja que busca refugio en un hotel cerrado en invierno

Como los lugares donde se ha sido feliz dejan un pellizco en el corazón cuando se regresa a ellos sin que perviva aquel sentimiento, los espacios reservados para la diversión colectiva ofrecen un desamparo especial cuando están vacíos. Deshabitados. Sucede con los parques de atracciones, con los estadios deportivos, con los hoteles. Por eso Enrique García escogió esta última localización, era perfecta para relatar la «historia claustrofóbica» de ‘Resort Paraíso’, su película presentada ayer en los estrenos especiales del festival.

El director malagueño regresaba ayer al certamen después del gran sabor de boca que dejó hace tres años su ópera prima ‘321 días en Michigan’, que se llevó entonces el premio del público y el de actor revelación ex aequo para Héctor Medina y Salva Reina. Si en aquella ocasión, García se decantaba por una historia carcelaria con tintes dramáticos, ahora el cineasta da, por usar sus propias palabras, «un volantazo hacia el cine escapista».

Una historia vibrante que evoluciona desde el drama intimista hasta el ‘thriller’ trepidante y que reivindica «el buen cine comercial hecho desde Málaga», en palabras de su director. ‘Resort Paraíso’ relata la historia de Eva (Virgina DeMorata) y Pablo (Rafa Castillo), una pareja en horas bajas que decide instalarse en un hotel cerrado durante la temporada baja invernal con la intención de volver a encauzar sus vidas. Allí juegan al gato y al ratón con Saúl (Héctor Medina), el vigilante a cargo de las instalaciones que acaba actuando de una manera que no esperaban...

«Entrego la película al público para que disfrute sufriendo», adelanta García sobre la cinta en la que brinda un notable cambio de registro respecto a su ópera prima en el largometraje. «Es algo que hacía cuando rodaba cortometrajes, pasaba de la comedia al terror, de ahí al drama o a una historia de cine negro», recuerda el cineasta.

La educación visual

Ahora, Enrique García quiere «zarandear al público hasta la última secuencia» con una película que vendía en pocas horas todas las localidades para su presentación en el marco del Festival de Málaga Cine en Español.

Virginia DeMorata y Rafa Castillo, en el filme.

Virginia DeMorata y Rafa Castillo, en el filme. / SUR

«Dirigir acción es muy complicado, porque tenemos la educación visual de las películas norteamericanas rodadas con varias cámaras y hemos decidido inscribirnos en esa senda. Se trata de una película con un presupuesto modesto, rodada en poco tiempo, pero con la que hemos conseguido una factura técnica y visual de máxima calidad», reivindicaba ayer el realizador.

De este modo, ‘Resort Paraíso’ atrapa al espectador desde la primera secuencia y evoluciona hasta el punto de ofrecer dos películas en una. «Ha sido una decisión totalmente consciente, hasta el punto de que en la película hay una especie de secuencia ‘bisagra’ entre la primera parte más dramática e instimista y la segunda, entregada a la acción. En esa secuencia, uno de los personajes pregunta ‘¿Estás seguro?’. Y otro responde ‘Sí’. Pues yo también estaba seguro de esa decisión», abrocha García.

«Esta es una película con vocación de público, una cinta de acción, de cine escapista, capaz de competir a nivel nacional. En ese sentido, queremos que se convierta en un referente del cine de acción hecho desde Málaga», sostenía el cineasta malagueño, que vuelve a contar con tres de los actores que formaron parte del reparto de ‘321 días en Michigan’.

«Este ha sido un papel mucho más físico, porque del ‘thriller’ la película viaja hastas las escenas de acción. Es algo muy diferente y al mismo tiempo igual de apasionante», ofrecía la protagonista Virginia DeMorata al hilo de la presentación de la cinta producida por Habauc Rodríguez (Pura Envidia), Roberto Butragueño (Elamedia), Fracisco Lomeña (Loasur), Manuel Valenzuela (Séptimo de Caballería) y Enrique García Moreno.

En su pase inaugural, la trepidante ‘Resort Paraíso’ agotaba las entradas para conocer la historia de Eva, Pablo y Saúl. Y después de verla, a más de uno le costó levantarse de la butaca. Buena señal.

Temas

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate