Diario Sur

'Maniac Tales': La escuela de Jesús Franco repite las luces y sombras del maestro

  • Cuatro capítulos y una historia central que cose como un gran Frankenstein este invento ambicioso y valiente producido desde Málaga que repite las luces y sombras del cine del tío Jess

Fin del trayecto. O comienzo de otro, más bien. El productor Kike Mesa, alumno aventajado de la escuela de Jesús Franco, ha presentado su debut en el largometraje, 'Maniac Tales', una cinta de terror por episodios que rinde tributo a aquel cine ochentero de 'Creepshow' o de los 'Cuentos asombrosos' de Spielberg. Cuatro capítulos y una historia central que cose como un gran Frankenstein este invento ambicioso y valiente producido desde Málaga que repite las luces y sombras del cine del tío Jess. Con limitación de medios pero un efectismo en pantalla y un acabado visual que al maestro Franco nunca soñó... ni le interesó, todo sea dicho.

Mesa es también uno de los directores de la película, junto a Enrique García, Denise Castro, Rodrigo Sancho y Afdeliatif Hwidar. Presentada en sección oficial fuera de concurso, el filme no consigue evitar el desequilibrio entre los episodios propios de este tipo de producciones. Castro arranca con una impecable historia calavérica y García homenajea a Hitchcock desde la deformidad del terror. Aunque todo el conjunto consigue funcionar gracias a la historia central. Esa que se ambienta en Nueva York sin haber salido del malagueño edificio de La Equitativa. Un escenario perfecto para la trama de terror de Sancho.

Esta ha sido la segunda película de la sección oficial de la jornada. Todavía nos queda otra. No se vayan todavía...