Diario Sur

Paz Vega, premio y planes en Málaga

vídeo

Paz Vega sonríe con su galardón. / A. CABRERA / P. J. QUERO

  • La actriz andaluza acapara el protagonismo del festival al recibir el Premio Málaga SUR y anuncia que tiene un proyecto para rodar en la provincia

Hace mucho que Paz Vega se marchó de España. Su vida tanto profesional como personal en estos últimos tiempos han estado fijados prácticamente en su totalidad en Estados Unidos. Sin embargo, quedarán en la memoria del cine patrio papeles protagonizados por una actriz sevillana que aún no ha alcanzado su cima. Desde esa Lucía de Julio Medem hasta la Carmen de Vicente Aranda, pasando por su papel de mujer maltratada, Paz Vega no ha dejado indiferente a nadie en ninguno de sus trabajos, motivo por el que ayer, el Festival de Málaga. Cine Español y SUR rindieron un sentido homenaje a la intérprete, entregándole un galardón en el Teatro Cervantes que en ediciones anteriores han recogido personajes del mundo del cine como Maribel Verdú o el malagueño Antonio de la Torre en 2015.

La gala, que precedía al estreno para el público de ‘La noche que mi madre mató a mi padre’, fue conducida por Mabel Lozano, que no hizo sino destacar la «valentía» de una actriz que había conseguido salir de España para triunfar «como muy poca gente lo ha hecho en este país». Una vez presentada, Lozano dio paso a un vídeo en el que se vieron escenas de sus películas más conocidas, para posteriormente introducir el discurso de Julio Medem, que fue el encargado de hablar de la Paz Vega más profesional, y a la que agradeció por haber «trabajado a sus órdenes y ella a las mías», y cuyo tono de voz denotó la enorme emoción que le despertaba entregar un galardón a alguien con la que ha compartido importantes momentos profesionales.

Con un espectacular vestido blanco, y con la sonrisa que nunca ha dejado de caracterizarla, Paz Vega subió al escenario para recoger de manos de Médem un galardón que, a la vista de su reacción, no era un premio más en su carrera. Habló de lo bueno de su profesión, pero no ocultó que detrás de ella hay «mucho esfuerzo y mucho sacrificio», pero sí reconoció que se ha pasado la mitad de su vida «dedicada a algo que amo».

fotogalería

El director Julio Medem entregó la Biznaga a Paz Vega. / A.C.

Tras estas palabras, la actriz sevillana no perdió la oportunidad de hablar del Festival que la acababa de reconocer, y que cada vez tiene más importancia en todos los circuitos. «Y de repente Málaga me sonríe con este premio», aseguró, añadiendo un pequeño matiz sobre la cuestión de los reconocimientos. «Dicen que éstos solo importan cuando te los dan, pero tengo que decir que de esta manera una siente que le han reconocido su trabajo», explicó. Precisamente, en su rueda de prensa previa, Vega anunció que uno de sus próximos proyectos tendrá a la capital de la Costa del Sol como sede, y aunque no quiso avanzar más, sí apuntó que no estaría basado en una historia real, sino relacionado con algún hecho que le haya «conmovido». «Me cuesta mucho fantasear», aseguró.

«Yo no estaría aquí si no fuera por gente que confió en mí, empezando por ti, Luis San Narciso», afirmó en referencia al creador de la histórica serie ‘Siete vidas’, que la lanzó a la fama. El propio San Narciso, presente en el acto, relató la anécdota de cuando la actriz Amparo Baró (Sole en ‘Siete Vidas’) le dijo que Paz Vega llegaría lejos. «Y ella nunca decía esas cosas de nadie», continuó el productor. La actriz no se quedó ahí. Agradeció a su trío de maquilladores, «que me tratan como si fueran mi madre», y a toda esa gente que la adoptó en Madrid cuando llegó hace 20 años y no conocía a nadie.

Después pasó a relatar algunos de los directores que más la han marcado a lo largo de su carrera. «A ti, Julio, por regalarme a Lucía; a Vicente Aranda; o incluso a Almodóvar, que pese a haber dicho tan solo tres frases, he trabajado en dos de sus películas y puedo decir con orgullo que soy una ‘chica Almodóvar», señaló, un comentario que provocó las carcajadas del público. «Y por supuesto quiero acordarme de mi familia, de mi madre que por ella soy la persona que soy, de mi hermana; de Orson, mi compañero de vida, y mis hijos, que me recuerdan cada día lo afortunada que soy», concluyó. Desde ayer, Paz Vega ya forma parte de la historia del Festival de Málaga.