Soraya hace un viaje por la música de los 70 y 80 en el Auditorio Municipal

Soraya, durante su actuación
Soraya, durante su actuación / Francis Silva

El humorista malagueño, Justo Gómez, fue el encargado de poner las risas a un público menos numeroso que en jornadas anteriores

CARLOS MARTÍNEZ

Nueva noche musical en el Auditorio Municipal, en el marco de la Feria de Málaga 2017. El turno era en esta ocasión para Soraya, pero la artista valenciana no iba a ser la única en subir al escenario. Con rigurosa puntualidad, a las 22:30 horas, comenzó la actuación de las tres academias de bailes malagueños y flamencos. La Academia de María Pérez, Academia de Lourdes Thomasa y Academia de Reme Cortés, fueron las encargadas de poner el toque autóctono a los diferentes espectáculos programados. El público era escaso, en comparación a otros días, pero, poco a poco, el ambiente fue creciendo.

Tras las actuaciones de las tres academias, que duraron media hora, llegó el turno para Justo Gómez. El humorista malagueño hizo gala de su versatilidad, alternando los chistes con diferentes registros de canciones, como la rumba o las bulerías. «Estoy muy contento de estar con todos vosotros. Málaga tiene la mejor feria del mundo», fue su carta de presentación. El público soltó numerosas carcajadas durante su estancia en el escenario. Justo Gómez quiso hacer una defensa al chiste, frente al monólogo:«Los chistes se están perdiendo, ahora todo el mundo hace monólogos. Larga vida a todo tipo de chistes ya sean cortos, largos, malos y buenos», argumentó el malagueño. El punto final a los cuarenta y cinco minutos de actuación llegó en forma de una sevillana dedicada al amor.

Tras el humorista, el Auditorio Municipal se preparó para recibir a Soraya. La fisionomía seguía siendo la misma que días anteriores. El graderío, sillas en la parte baja y un espacio entre estas y el escenario. La zona más próxima al mismo, pronto estaba llena de seguidores de la artista. «¡Soraya, Soraya¡», fue el grito que lanzaba parte del público.

La cantante comenzó con ‘Live your dreams’, para justo después seguir con ‘Sin miedo.’

Quiso acordarse de las víctimas del atentado de Barcelona:«Estamos con ellos y les mandamos toda nuestra solidaridad», sentenciaba una emocionada Soraya.

La cantante, que saltó a la fama gracias a Operación Triunfo, realizó una travesía por las mejores canciones de los 70 y 80. El público se entregó a la causa y bailó al son de la artista. Sonaron temas como ‘Self control’, ‘Girls just wanna have fun’ o ‘Freed from desire’ entre otras. También interpretó su repertorio más actual, en el que la valenciana cambia radicalmente de registro, pasando al reggaetón con ‘El pretendiente’.

Tras más de hora y media de concierto, Soraya se despedía de un público que bailó y cantó temas de hace treinta años y actuales.

Fotos

Vídeos