El real se renueva para ganarle la partida al Centro

Operarios municipales y empresarios trabajan a marchas forzadas para que todo esté a punto el próximo 12 de agosto. / Salvador Salas

Nuevos restaurantes, más servicios, mejor decoración... el recinto da un salto de calidad para convertirse en una pequeña ciudad durante la feria

Juan Soto
JUAN SOTOMálaga

No es una ciudad al uso, pero cuenta con restaurantes, bares, discotecas, estanco, cajeros automáticos, atracciones para los niños... El recinto ferial de Cortijo de Torres se ha renovado este año para ganarle la partida al Centro. Recién cumplida la mayoría de edad –se estrenó como sede definitiva de las fiestas de la ciudad en agosto de 1998–, y sin complejos por ser la hermana pequeña de la Feria del Centro, el real busca la excelencia para convertirse en el gran escenario de las fiestas de agosto en Málaga.

A pesar del importante empuje por parte del Ayuntamiento y del colectivo de las peñas, el verdadero salto de calidad se ha producido cuando los empresarios de la ciudad han apostado de forma unánime por el recinto dotándolo de servicios hasta ahora desconocidos. En la próxima edición de la feria se darán cita cuatro grandes empresas de restauración –El Pimpi, La Canasta, Los Mellizos y Trepaolla–, un expendiduría de tabacos –Estanco Soho– o algunos de los grupos de ocio más importantes de la provincia –Moliere, Maná, Gold o Kokum–. Todos ellos quieren estar ahora en un espacio capaz de atraer a más de 150.000 personas en apenas una semana.

Noticias relacionadas

Con una superficie de unos 120.000 metros cuadrados y 123 casetas, el real presume de captar a todo tipo de públicos. A falta de que el próximo año comiencen a aumentar las casetas permanentes de obra, y después de que la concejala de Fiestas, Teresa Porras, anunciara en una entrevista en este periódico que van a estudiar la eliminación de casetas en el Centro cara al próximo año, lo cierto es que los empresarios han visto las posibilidades reales de negocio en un espacio que acogerá cerca de un centenar de actividades. Para ellos, la potenciación de la fiesta diurna ha sido vital, ya que pueden llenar sus cajas registradoras entre el mediodía y las seis de la mañana.

Los empresarios de hostelería de la provincia son conscientes de que el crecimiento del real pasaba por la mejora de la oferta de restauración. El presidente de la asociación de hosteleros de Málaga (Mahos), Jesús Sánchez, entiende que el Real estaba reclamando una oferta más completa, porque la gente que sale no sólo quiere tomar copas sino comer bien y por un precio adecuado «Era importante ofrecer una oferta de ocio total, no sólo copas o música», explica.

Los empresarios confían en atraer a los jóvenes para llenar el recinto todo el día

Sánchez reconoce que los feriantes no se han caracterizado hasta la fecha por dar una comida de gran calidad y que la entrada de nuevas empresas les obligará a esforzarse más y a generar una oferta más competitiva. A su juicio, para conseguir que los malagueños y turistas acudan al recinto ferial hay que darles una oferta de calidad en todos los sentidos. «Ya no nos sirve con un plato de paella y con un potaje», afirma.

Objetivo: excelencia

La concejal de Fiestas, Teresa Porras, entiende que el objetivo de la excelencia poco a poco se va alcanzando. Confiesa que su intención es que Cortijo de Torres tenga los mismos servicios que el Centro para que a los visitantes que se desplacen no les falte de nada. Así, en los últimos años se ha potenciado la presencia de caballistas (en 2014 se inauguró el centro de exhibiciones ecuestres), se ha mejorado la actividad en el interior de las casetas de las peñas o se ha logrado que algunas de las empresas importantes de la ciudad apuesten por el real. «Creo que vamos por el camino adecuado;cada año más gente joven apuesta por venir y ya el año pasado lo vimos lleno a mediodía», se congratula.

La feria contará este año con 123 casetas. / Salvador Salas

Por su parte, recuerda que este año se potenciarán las actividades en los escenarios municipales, se estrenará la portada –que será una réplica del Palacio de la Aduana– y se habilitará un nuevo cajero automático en la zona de autobuses. «Intentamos hacer cosas nuevas, que la feria sea más acogedora y que la gente se divierta durante los nueve días que dura la fiesta», resume. En este sentido, y síntoma de que el real no deja de crecer, el Ayuntamiento ha eliminado tres casetas de la calle Antonio Rodríguez para poner nuevos aseos adaptados para discapacitados y habilitar un espacio para que Limasa guarde su maquinaria sin tener que ir y volver cada día.

Un nuevo estanco permitirá acabar con el contrabando de tabaco en Cortijo de Torres

Especialmente satisfechos por el cambio se muestran los responsables de la Federación Malagueña de Peñas, colectivo que llenará 47 casetas de la zona familiar. Su presidente, Miguel Carmona, considera que el ferial necesitaba la entrada de marcas importantes y una apuesta más decidida por parte del Ayuntamiento. «Este año va a ser un éxito total; vamos a tener un ambiente tremendo», augura. En esta misma línea cree que el Centro debe quedar para los que quieren pasear.

Las estrellas del cartel

David Bustamante
El cantante asturiano actuará el jueves y será una de las estrellas que pasarán por el auditorio municipal
Bonela Hijo
El artista nacido en Casarabonela actuará el jueves por la noche en la caseta del flamenco y la copla junto a Manuel de la Curra
Delorean
La banda de Zarauz actuará el último día de feria, el sábado 19, en la explanada de la Juventud junto al grupo We are Not Dj’s
Miguel Pino
La compañía de teatro representará el espectáculo ‘Peneque y la máquina de Julio Verne’ el sábado 12 en la caseta infantil

En esta edición de la fiesta, el colectivo peñista puede presumir de ser quien va a estrenar la principal novedad de todo el recinto: una caseta fija y permanente. A este respecto, Carmona anuncia que su intención es tener actividades todos los días, desde por la mañana, con el objetivo de dotar de contenido de calidad al real. «Vamos a hacer muchas cosas, para atraer a todos el mundo, incluso a los jóvenes».

Los feriantes ya están montando las atracciones. / Salvador Salas

Más restaurantes

A nivel de restauración, la oferta se va a duplicar. Este año se estrenará La Canasta, mientras que El Pimpi, Los Mellizos y Trepaolla (bajo el nombre de Makanan) duplicarán su espacio respecto a la edición anterior. Y a diferencia de las casetas tradicionales, en su carta no sólo habrá pinchitos, pimientos fritos y tortilla. «Queremos ofrecer lo mejor que tenemos;el real quiere dar un salto de calidad y nosotros vamos a demostrar que se puede hacer bien porque nuestro nombre está en juego», explica Juan Antonio García, responsable del restaurante Trepaolla en Los Montes y uno de los socios de la caseta Makanan (nombre que tiene la terraza de Trepaolla).

El Real, en cifras

123
casetas se montarán este año en el recinto ferial, que podrán abrir de 12 a 6 de la mañana.
100
actuaciones para todo tipo de públicos se celebrarán en el recinto ferial en las siete casetas municipales durante la semana.
47
peñas o colectivos federados se repartirán por las diferentes calles del recinto ferial. La Federación de Peñas estrenará la primera caseta permanente.
300
negocios se montarán este año en la ciudad del feriante entre atracciones y puestos de comidas.

Antonio Cárdenas, responsable de la Canasta, se muestra entusiasmado aunque temeroso antes de su estreno. «Es un sitio que queremos potenciar porque apostamos por Málaga y la cultura», explica. También con la idea de servir de complemento al Centro, considera que el este recinto está creciendo mucho y esperan que los malagueños disfruten con su oferta.

En la misma línea se posiciona José Cobos, propietario de El Pimpi, quien considera que el real es futuro y que los malagueños y empresarios deben apostar por él para aumentar la calidad. Tras el éxito que tuvieron en su caseta el año pasado, Cobos entiende que hay público para los dos espacios de la feria y que eso no significa que se reniegue de la del Centro. «Las dos son compatibles, pero el real tiene muchas posibilidades», resume.

Los negocios tratarán de atraer a más público por las mañanas. / Salvador Salas

En esta línea de seguir creciendo, otra de las grandes novedades del próximo año será la apertura de un estanco. En concreto se instalará la empresa Estanco Soho, negocio que permanecerá abierto durante todo el tiempo que haya actividad en el recinto ferial. Desde el Ayuntamiento aseguran que responde a la necesidad de ir dotándolo de servicios y de luchar contra el contrabando. Según explica la concejala de Fiestas, se trata de una petición expresa de la Guardia Civil para combatir el contrabando y los problemas asociados a ella. «Queremos acabar con la venta ilegal, que no da buena imagen ni aporta nada positivo», plantea.

Y para cerrar el círculo, en esta feria también van a jugar un papel muy importe los feriantes, que llevan desde el pasado jueves montando sus ‘cacharritos’ para el público más joven. Rafael Blázquez, el presidente de la Asociación de Feriantes de Málaga, reconoce que el cambio que está experimentando el real les favorece porque mientras más gente pasee, más negocio hacen ellos. En la ciudad del feriante, como se conoce su zona, se montarán este año más de 300 negocios entre atracciones y sitios de comida. Aunque no estarán todos los que lo desean. «Es la feria más importante de la provincia y siempre hay gente que se queda fuera porque el espacio es limitado», sentencia. Todos quieren estar una feria que busca el ‘cum laude’.

Temas

Málaga

Fotos

Vídeos