Comienza la cuenta atrás para la Feria de Málaga

Montaje de la caseta de obra de la Federación de Peñas. /Salvador Salas
Montaje de la caseta de obra de la Federación de Peñas. / Salvador Salas

Colectivos, asociaciones y peñas empiezan a arreglar sus casetas cuando faltan tres semanas para que arranque la cita Comienzan los preparativos para la próxima edición de la fiesta grande de agosto

Juan Soto
JUAN SOTOMálaga

El Real de Cortijo de Torres ya se ha puesto en marcha. Aunque aún quedan tres semanas para que comience la fiesta grande de la ciudad, el recinto ferial ya ha comenzado a carburar para que todo esté a punto el próximo sábado 12 de agosto. Antes de que los malagueños y turistas inunden las calles del Real, numerosos operarios municipales, peñistas y responsables de asociaciones se afanan estos días para que nada quede a la improvisación durante la próxima Feria de Málaga.

Aunque aún falta para que llegue el mogollón -«en Málaga nos gusta dejarlo todo para última hora»-, el Real ya comienza a oler a feria. En las calles ya se han colocado los toldos que paliarán el calor y gran parte de las luces que iluminarán la fiesta durante más de una semana. También se han pintado las fuentes que decoran las intersecciones de las calles y eliminado la maleza acumulada. «De un año para otro hay que hacer una limpieza muy grande», detalla uno de los operarios.

En el interior de las casetas la actividad se centra en poner en orden la estructura antes de colocar la decoración o de comenzar a acarrear la mercancía. Emilio Jiménez, de la peña Amigos del Abuelo Ventura, explica que todos los años hay que cambiar las maderas de la barra y pintar. «Después de un año sin mantenimiento y al aire libre, hay que modificar muchas cosas». Aunque ellos empezaron a trabajar hace más de una semana, alrededor de la caseta apenas se registra actividad. Augura que la máxima actividad comenzará a notarse a principios de agosto. «Muchas casetas las montan en una semana porque vienen 40 ó 50 personas de golpe», sostiene.

Donde sí hay actividad -y mucha- es justo enfrente de su caseta, en donde diferentes operarios montan una caseta de ¿obra?. «Hay varios empresarios que ya están montando casetas fijas, con ladrillos y materiales», confiesa. Al parecer, aunque el Ayuntamiento sólo ha autorizado una caseta definitiva, que ocupará la Federación Malagueña de Peñas, quien ha querido ha podido este año hacer fachadas de obra aunque sin cubrir la estructura. «Hay varias en esta calle», informa.

Una caseta fija

Y es que el montaje de casetas fijas será la tónica habitual a partir del año que viene. En la próxima edición de la fiesta sólo será fija y cubierta la que monta estos días el área de Fiestas (y que ocuparán los peñistas). Todas ellas se ubicarán en la calle Antonio Rodríguez Sánchez, que es en donde se encuentra la caseta municipal y la más próxima al arroyo de las Cañas.

Además de a pintura, en el Real huele a madera. Dani dedica gran parte de la jornada a transportar maderas y a colocarlas en diferentes casetas en las que ha sido contratado. Explica que este año han comenzado a trabajar antes porque la decoración va a ser muy espectacular para que la disfruten los malagueños. «Hay que destacar sobre el resto», resume.

En otro de los puntos en donde hay gran actividad es en la caseta preferia, ubicada en la entrada de la calle Peñista Rafael Fuentes. Allí, María Sinca, responsable de Catering Marifé, confiesa que esperaba más actividad para la fecha a la que estamos, aunque confía en que mejore la próxima semana. «La actividad aumenta por las tardes. Ayer estuvimos hasta cerca de las 2 de la mañana trabajando», sostiene. Y es que todo es poco para lograr «una gran feria en la ciudad».

Además

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos