Antonio Garrido exige respeto para la tauromaquia

Garrido Moraga, ayer, junto a las autoridades y organizadores presentes en el acto./Francis Silva
Garrido Moraga, ayer, junto a las autoridades y organizadores presentes en el acto. / Francis Silva

El profesor pregona la Feria Taurina de Málaga con un texto literario y reivindicativo donde destaca que el toreo es «sustancia en la cultura hispánica»

ANTONIO M. ROMERO

En unos tiempos donde arrecian los ataques sociales y políticos a la Fiesta Nacional, el profesor universitario Antonio Garrido Moraga alzó anoche la voz durante el pregón de la Feria Taurina de Málaga para exigir respeto para la tauromaquia y que los aficionados puedan ejercer su derecho a la libertad de acudir a un espectáculo legal y que es «uno de los elementos constitutivos y sustanciales de la cultura hispánica».

«La libertad significa que cada uno elige lo que estima oportuno dentro de las normas elementales de convivencia. Me parece perfecto que haya personas que rechacen la fiesta de los toros, pero es lógico que este respeto que manifiesto se extienda a los que de manera humilde nos consideramos apasionados del arte de Cúchares, los que nos consideramos aficionados. Exijo el mismo respeto y que los políticos no vayan en contra de la decisión y voluntad del pueblo», proclamó Garrido Moraga en los jardines del Colegio Oficial de Aparejadores y Arquitectos Técnicos de Málaga, institución que cada año organiza este pregón, antesala de la feria taurina de la capital.

El pregonero recordó que la polémica en torno a los toros es cíclica a lo largo de los tiempos y subrayó que es necesario «serenidad y cordura» porque la polémica sobre los toros está alcanzando altos niveles de «violencia dialéctica». «¡Malditos los que ponen en redes sociales lo que han puesto cuando ha muerto un torero o cuando un niño quiso ser torero!», dijo.

Frente a ello, Antonio Garrido Moraga, que al principio del pregón se presentó como un novillero que aspiraba a ligar una buena faena, defendió el carácter cultural de la tauromaquia y ensalzó que torear «es una de las formas supremas de arte». «Porque un natural contiene una vida en su eterno discurrir, porque las banderillas son una danza perfecta y emocionante, porque la suerte de varas es pura mitología que se repite en el oro del alberto y la hora de la verdad, el momento de la suerte suprema, contiene todas las incertidumbres y todas las valentías», destacó.

«Valores universales»

En su alocución, el parlamentario andaluz del PP remarcó que «la fiesta de los toros es la fiesta total» y que el universo de los toros «es complejo y esa es su mayor riqueza. Los que pretenden reducirlo a una sola lectura se equivocan; en los matices es donde hay que buscar las claves de la fiesta nacional que alcanza valores universales en todas las artes».

En un texto entre lo lírico y lo reivindicativo, Antonio Garrido Moraga –quien relató que se hizo aficionado por su padre y que ha transmitido esa tradición a sus hijas, Laura y Mencía, y a su esposa, Sonia–, recordó cómo el lenguaje está impregnado de expresiones taurinas, rememoró a algunos de los principales toreros malagueños a lo largo de la historia, rindió un particular homenaje a Manolete, en el centenario de su nacimiento, y a Antonio Ordóñez, destacó que el duende del toreo y del flamenco «es fe y milagro» y terminó con un poema que concluía: «Son dehesas sus países / Que al galope cruzan los toros en la amanecida / El clarín dispone el rito / La geometría es esencia / Yla espada la única verdad».

Antonio Garrido Moraga, que volvió a dejar patente sus cualidades como pregonero, fue presentado por la periodista Cristina Alcaraz, quien lo definió como «un orador admirable de una cultura extraordinaria».

En el acto, amenizado por la banda municipal de música, que interpretó los pasodobles ‘Pan y toros’, ‘Manolete’ y ‘Suspiros de España’, también intervinieron la presidenta del Colegio de Aparejadores, Lourdes Muñoz, el delegado de la Junta José Luis Ruiz Espejo, el vicepresidente primero de la Diputación, Francisco Salado; el subdelegado del Gobierno, Miguel Briones, y el alcalde de la capital, Francisco de la Torre, quienes manifestaron su apoyo a la fiesta de los toros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos