El malaguismo se va de feria

fotogalería

Pese al protagonismo de las elásticas malaguistas, en la primeras horas sí que se vieron vestidos y trajes tradicionales. / Salvador Salas

  • El Centro tuvo ayer una estrella; las calles se llenaron de feriantes con la camiseta del Málaga al celebrarse el primer partido de liga, que se pudo ver en los bares

La tormenta perfecta. Penúltimo día de la Feria del Centro de Málaga y debut del combinado malaguista en liga, y además jugando de local. La jornada de ayer de las fiestas –que además coincidió con el festivo local– tuvo un claro protagonista; o dicho de otro modo: el uniforme oficial de la feria fue la elástica malaguista. Desde primera hora, pasadas las 12.30 horas, la tendencia ya era inevitable. Hombres y mujeres; adultos, jóvenes y hasta algún bebé lucían orgullosos una camiseta para hacer homenaje al partido celebrado en la Rosaleda en la tarde-noche, justo en el horario de transición entre el Centro y el Real.

La dinámica estaba clara. Había dos grupos de personas, los que tenían su entrada o abono para ir al estadio, o los que lo iban a ver por la televisión. En el caso de los primeros, estos por lo general llegaron antes a las calles del Centro. La cuestión era disfrutar de este penúltimo día de la feria pero de tal manera que se pudiera compaginar con ir al campo. Tanto la calle Larios como la plaza de la Constitución volvieron a ser los puntos fuertes de estas primeras horas, en las que era fácil mirar para cualquier lado y ver grupos de gente con estas camisetas oficiales.

Además de ellos, muchos fueron los malagueños que se acercaron al Centro ya bien entrada la hora de comer, con la intención de poder ver el partido en alguno de los bares o locales; una actividad que pudieron realizar sin problema, ya que desde por la mañana se sacaron las pizarras para anunciar que podría ver el encuentro en el interior. No en vano, algunos comerciantes decidieron directamente sacar las pantallas a la calle, añadiendo un punto más de diversión –e incluso de fraternidad– a estos últimos compases de la Feria de Málaga. En cualquier caso, el malaguismo no estuvo exclusivamente centrado en las camisetas. Las orquestas, que durante toda la semana han estado tocando en la calle –una y otra vez– ‘Paquito el chocolatero’ y algún tema más, ayer se centraron en reproducir el himno del Málaga Club de Fútbol, lo que también provocaba que aumentara el ambiente feriante y futbolero del Centro.

Aun así, esta enorme afluencia de gente ayer (que en ningún caso se puede igualar a la del primer sábado, que hasta ahora ha sido la más numerosa), fue cayendo a medida que se acercaba la hora del partido. El ‘botellón’ de Uncibay y la plaza del Teatro Cervantes, por ejemplo, se fue desvaneciendo pasadas las 20 horas, aunque es probable que gran parte de él se trasladara a la explanada de Martiricos, justo enfrente de la Rosaleda.

Camisetas del Málaga Club de Fútbol, alguno de ellos con los cordones de gafas de moda.

Camisetas del Málaga Club de Fútbol, alguno de ellos con los cordones de gafas de moda. / Francis Silva

Malaguismo aparte, las calles del Centro volvieron a contar con esa importante y destacable atmósfera musical, que protagizaban las pandas de verdiales, los grupos de bailes y las orquestas anteriormente citadas. Los escenarios, en este penúltimo día, fueron el epicentro de la diversión. Para los que lleguen hoy, al último día de Feria de Málaga, sin haberlos visto, deben saber que en esta rotación final los ‘Money Makers’ actuarán en la plaza Uncibay desde las 15 horas, ‘Soniké’ harán lo propio en la plaza de la Constitución a partir de las 13 horas (en varios pases), y por último ‘Alboreá’ cerrará sus shows en la plaza Mitjana, en torno a las 16 horas. Tanto en Uncibay como en la plaza de la Constitución actuarán previamente coros rocieros y grupos de baile, que amenizarán un último día de feria que se prevé glorioso, y con la mayor asistencia hasta la fecha de esta edición de 2016, con el permiso del sábado pasado.

Cordones de gafas

Y casi rozando el final de esta Feria de Málaga, ya se puede decir que es oficial. El complemento de moda de estas fiestas ha sido sin duda alguna los cordones de las gafas, modelo ‘Azteca’. Se trata de las clásicas cuerdas para colgar las gafas del cuello, aunque de una variedad calificada como étnica, y cuyo número de feriantes con ellos ha ido creciendo exponencialmente desde que comenzaron las fiestas. Las hay en varios colores, aunque las preferidas son las rojas y verdes. El precio ronda los tres euros (siempre es negociable), y bastaba con elevar la mirada para encontrar algún vendedor ambulante.

Brahim, uno de estos comerciantes, explicaba que comenzó la semana vendiendo exclusivamente gafas de sol, pero que la vista de que la gente comenzaba a llevarlas, se decidió a ofrecerlas. «No sé cuántos cordones he podido vender en estos últimos dos días, pero ya he perdido la cuenta», relataba.

Hoy ya es el último día de Feria de Málaga. Si van al Centro y quieren vivirla de verdad, ya saben:se compran unos cordones, una botella de Cartojal, eligen una de las plazas, y a pasárselo bien, que esto acaba ya.