¿Cuánto vale un voto en las municipales?

El dinero que reciben los partidos por sus votos
  • El Estado entrega dinero a las formaciones por cada papeleta con sus siglas y por cada concejal que logre representación en las corporaciones

Son los que dan y quitan gobiernos, los que aportan o retiran concejales, pero también los que llenan o no las huchas de los partidos. El voto, el bien más preciado de estas elecciones municipales, también tiene su valor económico. Y por eso los partidos se esfuerzan en ganarlo uno a uno, casi hasta la extenuación.

Según se recoge en la Ley Orgánica del Régimen Electoral, los partidos reciben subvenciones por cada elector que les ofrezca su confianza. En concreto, ingresan 270,90 euros por cada concejal electo y 0,54 euros por cada voto con sus siglas que entre en las urnas. Eso sí, estas cantidades sólo las reciben los partidos que logren alcanzar al menos un edil en las diferentes corporaciones locales.

La norma electoral que rige estos comicios municipales esconde detalles curiosos desconocidos para la mayoría. Y sobre todo relacionado con el aspecto económico. La Ley Orgánica 5/1985, de 19 de junio –modificada en febrero de 2011–, contempla incluso subvenciones para los partidos por gastos electorales. Los sobres, papeletas y propaganda electoral emitidos también les sale a cuenta. En este caso, a 0,22 euros por elector siempre que se presenten en el 50% de los municipios de más de 10.000 habitantes y obtengan representación en la mitad de ellos.

La norma que regula la convocatoria de los comicios establece también el gasto máximo que pueden soportar los partidos durante las campañas electorales. En su artículo 193 explica que dicho límite «será el que resulte de multiplicar por 0,11 euros el número de habitantes correspondientes a las poblaciones de derecho». Teniendo en cuenta que en Málaga hay 1.150.584 electores (según datos del INE), los partidos que se presentaran en todos los municipios podrían gastar hasta 126.564 euros.

Cantidades superiores

En realidad, el gasto para los partidos que se presenten en toda la provincia sería superior. El mismo artículo añade: «Aquellos (partidos) que concurran a las elecciones en, al menos, el 50 por 100 de sus municipios, podrán gastar, además, otros 150.301,11 euros por cada una de las provincias en las que cumplan la referida condición». Lo que los situaría en un total de 276.865 euros.

Hablando de gastos electorales, los ayuntamientos tienen la obligación de reservar lugares especiales gratuitos para la colocación de carteles o banderolas. Este artículo –el 55 de la norma–, también da la posibilidad a los partidos de colocar su propaganda en espacios comerciales privados. En este caso, la Ley Orgánica del Régimen Electoral establece que las candidaturas no podrán destinar a esta partida más del 20% del gasto total autorizado para la campaña.

Desde la Junta Electoral de Zona de Málaga explican que todas esas subvenciones y gastos los supervisa directamente el Estado, que en febrero de 2011 introdujo diferentes modificaciones en la ley. Allí, por su parte, se encargan de resolver los conflictos y denuncias que puedan surgir entre los diferentes partidos, repartir los espacios para la colocación de la propaganda o decidir los lugares en los que pueden realizarse actos públicos.

La secretaria judicial del Juzgado Decano, Francisca Castellano, o doña Paquita, como la conoce todo el mundo en la Ciudad de la Justicia, explica que todos los actos de campaña están programados desde el pasado 1 de mayo. «Los ayuntamientos ofrecen los lugares y nosotros los repartimos de forma igualitaria entre los partidos», resume. Localizaciones como la calle Larios, la plaza de la Merced, Alcazabilla o la plaza de Félix Sáenz son los lugares estrella para los políticos. Esos que también aspiran a llenar los bolsillos durante la campaña.

Temas