La euforia se instala en el PP de Málaga

Moreno y Bendodo presidieron la reunión de la junta directiva provincial.
Moreno y Bendodo presidieron la reunión de la junta directiva provincial.
  • En la junta directiva, Elías Bendodo y Juanma Moreno sacan pecho de los resultados del 26-J logrados en Málaga y Andalucía y otean un ciclo electoral favorable a los populares en la región

Los rostros que se vieron y el ambiente que se vivió ayer tarde en la reunión de la junta directiva provincial del PP de Málaga para analizar los resultados de las elecciones generales del pasado domingo nada tenían que ver con un encuentro similar que se celebró hace apenas seis meses tras los comicios del 20 de diciembre. Si en aquella ocasión predominaron las caras de preocupación, se palpó cierto pesimismo y los mensajes estuvieron cargados de autocrítica, en esta ocasión la tónica general era la alegría, el entusiasmo y altas dosis de euforia no sólo por haber ganado a nivel nacional, sino por los resultados en Andalucía, con una destacada victoria frente al socialismo andaluz, y en Málaga, provincia que el 26-J volvió a evidenciar que es uno de los principales graneros de votos de los populares.

Aunque en las intervenciones hubo un ligero atisbo de llamamiento a no caer en la autocomplacencia y no dormirse en los laureles, el clima de euforia impregnó los discursos de Juanma Moreno, líder del partido en Andalucía, y Elías Bendodo, presidente de los populares malagueños, quienes sacaron pecho por los resultados obtenidos y otearon en el horizonte un cambio de ciclo electoral favorable al PP en la región que les hace albergar esperanzas de abrir, en el futuro, las puertas de San Telmo –sede de la Presidencia de la Junta–.

Moreno destacó la victoria del PP andaluz en la mayoría de los municipios de más de 20.000 habitantes de la región, entre ellos un buen número de las zonas rurales –donde los populares han tenido tradicionalmente su mayor talón de Aquiles–, y en cincuenta de las 61 ciudades del litoral. Además, subrayó que el PP andaluz es la estructura territorial de toda España que «más ha contribuido» a la victoria de Mariano Rajoy con la aportación de 23 diputados en el Congreso y 18 senadores.

Una victoria en Andalucía que, según el presidente regional de los populares, «sabe a más» tras haber pasado por un ciclo electoral «adverso» –desde que llegó al liderazgo del partido en marzo de 2014 perdió la europeas, las autonómicas, las municipales y las generales del 20 de diciembre– y porque se han enfrentado «al aparato político más poderoso que existe en España: el todopoderoso aparato del PSOE-Junta de Andalucía».

Y es que Juanma Moreno criticó que en la campaña electoral el socialismo andaluz haya utilizado las instituciones públicas «en beneficio propio» y que de los Consejos de Gobierno de la Junta salieran cada semana «nuevas promesas». «Susana Díaz ha hecho una campaña ingente en recursos económicos en toda Andalucía y, a pesar de que tienen más recursos económicos y una gran red de ayuntamientos, a pesar del poder institucional, hemos ganado las elecciones y se las hemos ganado a Susana Díaz», proclamó.

En este sentido emplazó a la presidenta andaluza a aceptar «con humildad» el resultado y le exigió que «se deje de ambigüedades» y se pronuncie ya si es partidaria de permitir la gobernabilidad del país y acabar «con el bloqueo institucional y político». Juanma Moreno pidió a Susana Díaz que hable «claro» como han hecho barones socialistas como el extremeño Guillermo Fernández Vara, favorable a que el PSOEse abstenga en la votación de Rajoy como presidente del Gobierno.

«A la secretaria general de los socialistas andaluces no le escuchamos hablar claro», dijo Moreno, quien insistió en que los ciudadanos quieren que los partidos lleguen a acuerdos y que el PSOE debe asumir «la importancia que tiene ser la segunda fuerza política de España». Una declaración que, entre líneas, era un llamamiento a la gran coalición.

«El campo también vota al PP»

Elías Bendodo tiró de datos para presumir de los buenos datos obtenidos por el PP en Málaga: 30.500 votos más que el 20 de diciembre; victoria en 37 municipios, diez más que hace seis meses, que aglutinan al 88% de la población malagueña; y mejora de resultados en 98 localidades de 103. Con estas cifras en la mano el líder popular aseguró que el partido había ganado en el litoral y también en el interior, por lo que remarcó: «Estas elecciones han servido para acabar con algunos tópicos y uno de ellos es que el campo también vota al PP».

Bendodo, quien ensalzó el hecho de que Málaga es la provincia en la que más crece el PPentre las ocho más pobladas de España, aseguró que «ni hemos tocado techo ni nos conformamos» con los resultados obtenidos y que el partido debe seguir trabajando en esta línea para ir a más. En relación a Andalucía, sostuvo que la victoria de Juanma Moreno «ha venido para quedarse» y que cada día tiene «más cara de próximo presidente de la Junta».