Montero achaca los resultados a una «campaña del miedo» de PP y PSOE

Alberto Montero y Unidos Podemos tenían como objetivo sacar tres diputados por Málaga. :: f. gonzález
Alberto Montero y Unidos Podemos tenían como objetivo sacar tres diputados por Málaga. :: f. gonzález
  • Dirigentes de IU del interior de la provincia reconocen que «preveían» abstención entre sus votantes

Pese a que el optimismo de la coalición de Unidos Podemos fue la tónica durante toda la campaña electoral -empezando por el acto del primer día con la participación de varios líderes nacionales con una enorme asistencia en la Plaza de la Merced, la candidatura compuesta por Podemos e Izquierda Unida cosechó en Málaga un resultado bastante inferior al previsto. Si hace tan solo dos semanas pretendían que la suma de ambas formaciones se convirtiera en una multiplicación, finalmente el resultado ha sido una resta que les dejó muy lejos del objetivo de obtener un tercer diputado, mientras que el PP si mantuvo el cuarto.

Aunque a priori los líderes de la formación no negaban en privado que la polarización de la campaña les podría venir bien, lo cierto es que en la lectura de estos resultados este extremo puede haber provocado una movilización del voto conservador. Según el cabeza de lista de Unidos Podemos al Congreso por la provincia de Málaga, Alberto Montero, que analizó ayer estos resultados electorales, la resolución del 26J es fruto «de una campaña de polarización del PP a la que se ha sumado el PSOE», lo que hizo que muchos de los potenciales votantes se quedaran en casa.

El candidato 'número uno' de la coalición explicó a Europa Press que, a su juicio, «el voto del miedo se ha refugiado en el ámbito político más conservador», lo que, para él, supone «una derrota para todas las fuerzas que querían cambiar este país», por lo que ha calificado el resultado de «decepción».

Montero, que en su caso es miembro de Podemos, señaló que «las dinámicas» de ambos partidos han sido «las mismas», ya que «tanto en Málaga como en el resto del Estado han utilizado los mismos mensajes del miedo: Venezuela, Grecia, Brexit, comunistas, y eso se ha traducido en que tanto el PSOE y Unidos Podemos han perdido votos». «Sumarse al PP como lo ha hecho el PSOE para lanzar mensajes de miedo ha dado lugar a que la gente se refugie en el espacio que políticamente más miedo puede dar a partir de ahora, que es un gobierno del PP», afirmó.

En lo referente a los resultados de Málaga, Montero apuntó que «en cierta medida» están «contentos». «Hemos consolidado el espacio político y no hemos bajado, aunque no hemos subido tampoco lo que esperábamos», ya que «evidentemente» esperaban que «la confluencia con IU sumara más de lo que lo ha hecho», a pesar de que, incidió, «en política uno y uno no son dos» y de que eran conscientes de que esa una posibilidad podía darse.

Abstención en los pueblos

«No hemos subido tanto como esperábamos, hemos crecido entre 1,6 y 1,7 pero queríamos haber crecido más», señaló, justificando que «hay gente de IU que no ha votado a Unidos Podemos porque IU ha ido con Podemos, y gente de Podemos que no ha votado a Unidos Podemos porque ha ido con IU». A este respecto, SUR pudo hablar con algunos líderes de Izquierda Unida en los municipios del interior de la provincia -en los que el partido tiene mayor incidencia que Podemos-, que reconocen en privado que no se ha explicado «con suficiente claridad» a sus militantes este acuerdo entre formaciones. Un excoordinador de un municipio del Valle del Guadalhorce aseguró, incluso, que «veía venir» este desenlace desde que se abrieron los colegios. «Han faltado a las urnas muchas personas que nunca habían fallado hasta este domingo, y que además se negaron a hacer campaña si en el cartel estaba Pablo Iglesias», señaló este histórico dirigente.

Montero concluyó ayer asegurando que, «en cualquier caso», la formación ha «consolidado el espacio político, mantenido el número de diputados y crecido con respecto a las anteriores elecciones». «A partir de ahora habrá que gestionar eso, pero tenemos mucho más tiempo por delante», sentenció.