Juan Marín. :: sur
Juan Marín. :: sur

Marín salva el honor de C's en Andalucía, con un mínimo descenso

  • El líder naranja presume de que su partido «ha consolidado un espacio político superior al 13%» en la comunidad, pese a perder un escaño

No había luto en las filas andaluzas de Ciudadanos ayer, porque la pérdida de votos y el escaño desasignado ha sido menor que en el resto de España. Es más, su líder regional, Juan Marín, pudo presumir, ayer por la mañana, al valorar los resultados del 26J, de que «en un año, Ciudadanos ha subido cuatro puntos desde las elecciones autonómicas y ha consolidado un espacio político de votantes superior al 13% en Andalucía. Estamos satisfechos, aunque somos ambiciosos y queríamos más».

C's ha perdido apenas dos décimas de porcentaje y 37.533 votos respecto al 20D. El escaño perdido ha sido en Sevilla, donde también el PSOE cedió un puesto, en beneficio de PP y Unidos Podemos.

Marín valoró que «de los 32 diputados que C´s tendrá en el Congreso, Andalucía es la comunidad que más aporta con 7». De los datos provinciales, el líder andaluz destacó los resultados en Almería, «donde se ha hecho justicia al trabajo llevado a cabo por Marta Bosquet y el resto de compañeros de la provincia y hemos sido tercera fuerza política dejando fuera de la batalla al general de Podemos», y en Málaga, donde «hemos consolidado los dos diputados y más de un 16% de votos pese a ser un feudo tradicional del PP».

Pese a su talante de habitual moderado, Marín denunció ayer la «campaña sucia del PP apelando al miedo de lo que podía venir» especialmente en Huelva, donde dijo que «se han dedicado, incluso con anuncios en prensa, a pedir que no se vote a Ciudadanos en lugar de pedir el voto para ellos».

Pese a todo, consideró que «el resultado en Andalucía ha sido bueno al lograr otro de los objetivos marcados: pararle los pies al populismo como ya lo hicimos el 22 de marzo y el 20 de diciembre».

Como su jefe de filas, Albert Rivera, Juan Marín atribuyó el descenso de su formación a la Ley electoral y recalcó la necesidad de reformarla «para que los votos de todos los españoles valgan igual», pues mientras al PP le ha costado cada escaño nacional 57.000 votos, C´s ha necesitado 97.000 sufragios por cada representante

En cuanto al escenario de pactos que se abre, Marín dijo que «si el PP o el PSOE se van a sentar solo para hablar de sillones, que se ahorren las molestias. Solo hablaremos de reformas y apoyaremos un gobierno que se comprometa a llevarlas a cabo». Respecto a la controvertida 'cabeza' de Rajoy dijo que espera que el presidente «no sea un obstáculo para que haya gobierno en España y que imperen las políticas y las reformas».