El PP de Málaga reivindica su papel en la victoria nacional y autonómica

Elías Bendodo muestra el mapa de la victoria en Andalucía acompañado por Carolina España y Avelino Barrionuevo :: salvador salas/
Elías Bendodo muestra el mapa de la victoria en Andalucía acompañado por Carolina España y Avelino Barrionuevo :: salvador salas

«Somos los que más votos nuevos aportamos en Andalucía y los que más crecemos en relación al 20D», celebró Bendodo

ANA PÉREZ-BRYAN MÁLAGA.

Resulta curioso ese procedimiento a la inversa en el cual los ciudadanos reflexionan el día antes de unas elecciones y los políticos lo hacen el día después. Algo así como digerir la voz de las urnas. Si los primeros hablaron el domingo, ayer tocó ejercicio de análisis en todos los partidos. El tono, por supuesto, también va por colores, y en el caso concreto del PP los candidatos pintan en azul unos resultados que no contemplaban ni en el mejor de los escenarios. Por eso la resaca electoral en la sede provincial del partido fue de la buena. Se encargó de gestionarla el líder de los populares, Elías Bendodo, que con los datos en la mano reivindicó el papel que ha jugado el PP de Málaga en la vitoria global del partido, tanto en el escenario nacional como en el autonómico. De hecho, los resultados en Andalucía se han convertido, quizás, en la mejor noticia para los poulares malagueños: han ganado al PSOE por una diferencia de tres escaños. Es decir, que el 'sorpasso' del que tanto se hablaba al final lo han dado ellos.

«Ganar en las generales en Andalucía ha sido una muy buena noticia», se felicitaba el presidente de los populares malagueños acompañado por sus nuevos diputados, Carolina España y Avelino Barrionuevo, y por su nuevo senador, Manuel Marmolejo. Pero no se quedaba ahí Bendodo en su reflexión, ya que quiso vincular directamente los resultados regionales a la victoria del PP de Málaga. No en vano, y con las cifras ya estudiadas en profundidad, los populares de la provincia sacan músculo tras haberse convertido en los que más crecen en votos si se compara con el resto de provincias andaluzas. «El PP de Málaga es el que más votos nuevos aporta a la victoria en Andalucía y el que más puntos crece en comparación con las elecciones del 20D», insistió Bendodo, quien añadía a renglón seguido que la formación «ha sumado más de 30.000 votos nuevos en la provincia de Málaga, lo que representa un 13,5% más en comparación con los otros partidos».

«Este resultado representa un cambio de ciclo y sienta las bases para un gobierno del PP en la Junta después de 30 años», avanzaba el presidente del PP, quien sin embargo quiso rebajar el tono de euforia comprometiéndose a que los «buenos datos» de estas elecciones serán administrados «con humildad y responsabilidad».

En el plano puramente local, el PP también ha sumado más apoyos, en concreto «55.000 votos más que el PSOE» en comparación con el 20D, cuando la renta fue de apenas 15.000. Con respecto a los demás partidos, los populares suman 112.000 votos más que Podemos y 130.000 más que Ciudadanos. Además, Bendodo celebró que en la capital «12.000 nuevos malagueños han confiado en nosotros» y que en 37 municipios de la provincia los ciudadanos se han decantado por el partido de Rajoy. Son diez plazas más que en el pasado 20D y representa un incremento del 5,5%.

Subidas en grandes municipios

«Las mayores subidas del PP están en los grandes municipios; hemos consolidado el éxito en el litoral y el crecimiento se va extendiendo hacia el interior», diagnosticó Bendodo aportando las cifras de esta subida: un 6,9% más en Marbella (donde más sube), un 6,5% más en Benalmádena, un 6,1% más en Torremolinos o un 5,7% más en Fuengirola. En Málaga capital, añadió el líder popular, la marca se queda en el 5,5%.

De lo local a lo nacional, también hubo tiempo para recordar el mensaje que ya el propio Bendodo dejaba sobre la mesa en la noche electoral: «Con 14 escaños más y un incremento de casi cinco puntos, volvemos a ser la opción más votada seis meses después». Y eso, a juicio del presidente del PP en Málaga, tiene una lectura paralela, sobre todo en relación con los otros partidos y con las posturas que mantengan tras el 26J: «Más de 7,5 millones de españoles han dicho alto y claro que quieren que el presidente sea Mariano Rajoy, así que la única opción posible es un gobierno del PP que aglutine a las fuerzas moderadas, que somos mayoría», advirtió Bendodo, que terminó su análisis con la contundencia del que ahora se sabe más fuerte: «Hemos conseguido frenar en seco la prepotencia».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos