Juanma Moreno se gana los galones y revitaliza sus sueños de gobernar la Junta de Andalucía

Juanma Moreno valora los resultados electorales en la noche del 26.
Juanma Moreno valora los resultados electorales en la noche del 26. / EFE
  • El presidente del PP-A consigue su primera victoria ante Susana Díaz tras cuatro derrotas consecutivas

Al comienzo de la noche electoral, cuando las encuestas y los sondeos a pie de urna daban un nuevo descalabro del PPen Andalucía, incluso con mayor distancia del PSOE, había quien esperaba consecuencias para su presidente regional, Juanma Moreno, derrotado cuatro veces consecutivas -europeas, autonómicas, municipales, generales- por el PSOE de Susana Díaz . Pero su suerte cambió tal como terminaba el escrutinio y la victoria, su primera victoria, pasó a convertirle en el líder indiscutible, capaz de volver a soñar con ocupar el ansiado despacho noble del palacio de San Telmo, sede de la presidencia de la Junta, y le sacudió del todo la sombra de Javier Arenas, siempre amenazando con volver.

El PPandaluz logró el 26J ganar al PSOE por primera vez desde 2012 y arrebató a Susana Díaz la medalla de primera fuerza en Andalucía. No era una victoria cualquiera, en la actual coyuntura política, ya que viene a descabalgar a la ‘baronesa’ andaluza de sus posibilidades para un inminente ‘viaje a Madrid’ para liderar el PSOE y arrebata al partido rival la primacía en su principal granero de votos.

El análisis demoscópico que se realiza en la sede del PP andaluz da motivos para un optimismo añadido. Fuentes consultadas destacan que la pérdida de votos de Ciudadanos en Andalucía ha sido mínima, por lo que calculan que el incremento de apoyos recibidos, 128.759 más que el 20D, no ha venido de la formación naranja sino del PSOE, que ha perdido 77.651 sufragios.

Esto da alas a una estrategia renovada para conseguir consolidar este avance: el viaje al centro político, una constante en los discursos de los dirigentes andaluces del partido que ahora vuelve a circular con fuerza.

Asimismo, el PP andaluz valora que de los cinco diputados que pierde el PSOE, dos lo son en Andalucía, mientras que de los 14 nuevos escaños de las filas de Rajoy también dos proceden de esta comunidad. La victoria de Juanma Moreno adquiere así un valor añadido en su cuenta de resultados.

En general, el partido avanzó en todas las provincias, gana en cinco, recupera Córdoba y Cádiz y en las que mantiene el PSOE, Huelva, Jaén y Sevilla, recorta distancias. Los avances en porcentaje están entre tres puntos y por encima de cinco. Destaca el resultado de Granada, que consuela de la pérdida de la alcaldía y se considera como un rechazo del votante al pacto PSOE-C’s que descabalgó a Torres Hurtado.

En medios del partido se da por hecho que estos resultados impulsarán la renovación de los dirigentes de mayor edad que aún se resisten, incluso a pesar de los buenos resultados, como el caso de Teófila Martínez en Cádiz, aunque dudan de que alcance a Gabriel Amat, más virrey de Amería que nunca tras su avance del 26J.

Especialmente significativos han sido los resultados de Sevilla, un reducto del antiguo poder arenista que Juanma Moreno se esfuerza en desmontar y en gran núcleo de poder del PSOE andaluz. Los dirigentes sevillanos que tan reacios fueron a compartir otras fotos de derrota en noches electorales llenaron a tope la sede regional, aunque aún se vieron ausencias, como las de José Luis Sanz o Ricardo Tarno, y Juan Ignacio Zoido sacó pecho de una victoria que se le resistió como candidato a alcalde.

Moreno, que ayer recibió en Madrid felicitaciones explícitas de Mariano Rajoy en el discurso a la directiva nacional y el respaldo de todos los líderes regionales, reúne hoy en Sevilla a la junta directiva regional y luego inicia una especie de gira triunfal por las provincias, con citas ya en Cádiz, Granada y Málaga.