Irene Rivera celebra la «consolidación del centro» a pesar de la pérdida de votos

Guillermo Díaz e Irene Rivera, ayer en la sede de Ciudadanos. :: sur
Guillermo Díaz e Irene Rivera, ayer en la sede de Ciudadanos. :: sur
  • La número uno al Congreso destaca la «consolidación» de las siglas gracias a la fuerza de sus dos alcaldías en la provincia, Mijas y Alcaucín

Menos participación y una ley electoral que castiga «a los más pequeños». Ahí están, a juicio de la número uno de Ciudadanos por Málaga, Irene Rivera, las causas del retroceso del partido naranja en la última cita electoral, un diagnóstico en el que coincide punto por punto con el que defiende el líder de su partido, Albert Rivera, pero que en el caso de Málaga cuenta con otras claves que marcan la diferencia. Y en esa diferencia, Rivera concluyó ayer que los resultados en la provincia «son estupendos».

Así lo defendía ayer la candidata en la sede de su partido apenas unas horas después de que las urnas certificaran que Ciudadanos es el partido que más retrocede y acompañada del número dos de la candidatura, Guillermo Díaz, que se estrena como diputado en la nueva legislatura. Precisamente ahí, en el hecho de que C's haya conseguido 'salvar los muebles' en Málaga manteniendo los dos diputados que consiguieron el 20D, es donde Irene Rivera encuentra la fortaleza de su partido en la provincia de Málaga. «De hecho somos la tercera provincia de España que más votos aporta de Ciudadanos y la primera en Andalucía», dijo Rivera, que sobre todo quiso dejar un mensaje claro: «El centro ha venido a quedarse, y eso es importante porque no teníamos ese centro desde la época de la Transición».

Una vez analizados los datos del pasado domingo, la cabeza de lista de la formación naranja celebró que las siglas «se consolidan en la provincia a pesar de la pérdida de votos». En concreto, el partido de Albert Rivera ha bajado en Málaga un 0,78% con respecto a la cita de diciembre y se ha dejado por el camino 12.000 votos, 5.000 de ellos en la capital. Pero no fue ahí donde la candidata quiso poner el foco, sino en la fortaleza de las dos alcaldías con las que cuenta Ciudadanos en la provincia: Mijas y Alcaucín.

En este sentido, Rivera se felicitó de que «toda la fuerza de la costa occidental ha ayudado mucho a conseguir ese segundo diputado» y recordó que «la fuerza de las instituciones es básica para la labor de Ciudadanos». «En los lugares donde la formación naranja gobierna se ve que hay una buena gestión y que las cosas están cambiando», añadía la candidata poniendo como ejemplo el hecho de que en Mijas «ya nos ahorramos 100.000 euros al mes en sueldos de cargos de confianza».

Con respecto a los retos que se marcan tanto Rivera como Díaz en su labor como diputados, ésta avanzó que «Málaga va a ser un referente clarísimo en el Congreso de los Diputados». En el centro de sus reivindicaciones, ambos pondrán las mejoras en las condiciones de los autónomos «y los parados de larga duración», así como la importancia potenciar el turismo como «fuente generadora de empleo».