Moreno frena en seco a Susana Díaz

Juanma Moreno frena en seco a Susana Díaz
  • El PP recupera la hegemonía en Andalucía y derriba el mito de la presidencia socialista

  • Unidos Podemos se estanca pese a sumar un escaño, el de Diego Cañamero, mientras C's resiste con un diputado menos

El PP gana las elecciones generales en Andalucía y recupera la hegemonía en esta comunidad al sacar 23 diputados, dos más que en diciembre, frente a 20 del PSOE, que pierde dos y deja de ser la más votada. La suma de Podemos e Izquierda Unida en Unidos Podemos logra 11 diputados, uno más que en los pasados comicios y Ciudadanos pierde uno y se queda con siete. La participación (68,2%) fue tres puntos inferior a la de diciembre y la peor registrada desde 1979.

Una lectura inmediata invita a deducir que tras este serio revés, Susana Díaz reflexionará sobre su intención nunca oculta de aspirar a hacerse con el liderazgo del PSOE. La derrota puede debilitar su influencia interna en su partido, sobre todo con vista a competir con Pedro Sánchez por la secretaría general. Sánchez ha perdido cinco escaños desde diciembre, pero dos de ellos en Andalucía y, sobre todo, ha logrado que el PSOE siga como segunda fuerza evitando el 'sorpasso' que vaticinaban todas las encuestas.

La andaluza asumió la campaña de estas segundas elecciones como si ella fuera la candidata. Centró su estrategia en frenar a Unidos Podemos por el temor a que con la alianza con Izquierda Unida rendundara en perjuicio del PSOE.

El presidente del Partido Popular-A, Juanma Moreno, celebra con su equipo el vuelco electoral adelantando al PSOE en Andalucía.

El presidente del Partido Popular-A, Juanma Moreno, celebra con su equipo el vuelco electoral adelantando al PSOE en Andalucía. / Efe

En cierto modo Susana Díaz ha triunfado con este cometido y ha contribuido a que su partido evite el 'sorpasso'. «Hemos frenado el populismo desde Andalucía», dijo anoche Susana Díaz, que además recordó que el PSOE solo ha ganado en tres provincias en España y que estas tres están en Andalucía: Sevilla, Huelva y Jaén. Pero quizás su energía en alejar a Podemos ha sido a costa de olvidarse de un rival al que a veces minusvaloró en Andalucía, el PP de Juanma Moreno.

El político malagueño es el triunfador de la noche electoral en Andalucía por partida doble. Ha ganado su partido en España mejorando los resultados de diciembre. Una mejora a la que ha contribuido el PP andaluz, que gana en cinco de las ocho provincias andaluzas (Almería, Granada, Málaga, Cádiz y Córdoba). En su contribución es importante que haya arrebatado un diputado al PSOE en su feudo, Sevilla, y otro a Unidos Podemos en Almería.

análisis

Pero sobre todo Moreno Bonilla gana sus primeras elecciones en Andalucía desde que es presidente regional, en marzo de 2014. Esta victoria debe servirle para consolidar su liderazgo en el PP andaluz y sobre todo para poner orden en aquellas provincias que aún se resisten a los cambios que quiere llevar a su partido tras la era Arenas. «Hoy ha perdido la señora Susana Díaz, hoy ha perdido la soberbia», manifestó anoche satisfecho en la sede regional del PP en Sevilla, tras votar en Málaga. Con todo la diferencia es estrecha. El PP supera en 89.000 votos al PSOE, mientras que en diciembre se le quedó a casi cien mil votos.

Cañamero, diputado

Frente al triunfo inesperado del PP en Andalucía, cabe subrayar la expectativas rotas de Unidos Podemos, del tándem Teresa Rodríguez-Antonio Maíllo. La plataforma electoral de Podemos, Izquierda Unida y Equo no ha sumado ni el porcentaje ni los votos de las tres formaciones en Andalucía de diciembre, más de un millón de sufragios. Ha obtenido un escaño más, el de Jaén. El líder del SAT Diego Cañamero será diputado. Pero los votos, 782.504, son apenas 50.000 más respecto a diciembre (752.367). Este débil incremento ha vuelto a dejar sin escaño al general retirado Julio Rodríguez, candidato cunero en Almería. Esta provincia pierde el diputado morado que tuvo en diciembre.