La vivienda sube de precio a niveles no vistos desde el inicio de la crisis

Un bloque de pisos a la venta en Bilbao. :: j. alemany/
Un bloque de pisos a la venta en Bilbao. :: j. alemany

Se encarece un 6,7% en el tercer trimestre en tasa interanual, su incremento mayor desde otoño de 2007 aunque en Cataluña se frenó en noviembre

J. A. BRAVO

madrid. Tan cerca en apariencia, pero aún tan lejos en la realidad. La evolución de los precios de la vivienda empieza a parecerse a lo que ocurría hasta el comienzo de la última gran crisis económico-financiera, con un incremento interanual del 6,7% en el tercer trimestre, un alza que no se veía desde hace diez años.

Es lo que reflejan los últimos datos publicados ayer por el INE, según los cuales hay que remontarse hasta otoño de 2007 para encontrar una subida similar. La diferencia es que entonces se venía del estallido de la última gran burbuja del 'ladrillo', que alcanzó su cénit a principios de aquel ejercicio con un aumento interanual del 13,1%.

Desde aquel momento la curva del coste de las casas inició un camino descendente, casi vertiginoso en algunos momentos, que le llevó a entrar en tasas negativas en los primeros meses de 2008. Ahora ocurre justo lo contrario. Los precios acumulan tres años y medio de aumentos interanuales, aunque si hablamos de alzas trimestrales serían siete seguidas. El anterior valor más alto se registró a finales de 2015, con un crecimiento del 6,3%.

Los expertos, no obstante, prefieren hablar de una «normalización del mercado», que además no ha terminado. Y es que, según apunta Beatriz Toribio, directora de Estudios del portal Fotocasa, «aún estamos lejos de los niveles de actividad y precios de los años del 'boom'», en concreto, un 41,3% por debajo de los máximos registrados en 2007.

En su opinión, compartida por su homólogo en la web Idealista, Fernando Encinar, «ha vuelto la confianza al mercado por la mejora de la economía y el empleo, junto a la consolidación de la financiación». El, sin embargo, incide en que todavía «sigue siendo muy claro» que la recuperación va a dos velocidades.

Y es que si bien se ha reducido la diferencia entre casas nuevas y usadas -las primeras se encarecieron un 6,5% de julio a septiembre, solo dos décimas menos que las segundas-, por territorios los crecimientos «son mucho más evidentes» en Madrid, Cataluña y Baleares. De hecho, fueron las tres únicas comunidades donde los precios subieron más que el promedio nacional: 12,3%, 10% y 9,1%, respectivamente.

Tomada solo la evolución en 2017, hasta septiembre el coste de la vivienda había aumentado un 6,2% de media, aunque en la obra nueva lo había hecho dos puntos más. Eso sí, Cataluña no reflejaba todavía el efecto de sus tensiones políticas, cosa que sí hizo en noviembre -según datos de la tasadora Tinsa-, al reducirse a la mitad el ritmo de subida de precios bajando del 6,5% al 3,3%.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos