«Última opción» para evitar un laudo, advierte el Gobierno a los vigilantes de El Prat

J. A. BRAVO

madrid. A pocas horas de conocer si los vigilantes de los controles de seguridad de El Prat dan marcha atrás en su rechazo a la propuesta de la Generalitat catalana como mediador, el Gobierno les advirtió ayer de que están ante su «última oportunidad» para evitar que termine imponiéndoles un arbitraje obligatorio del que en poco más de una semana saldría un laudo que pondría fin a sus paros. Así lo señaló el ministro de Fomento, Iñigo de la Serna, quien espera que reconsideren su posición en la asamblea prevista para esta tarde.

En dicho encuentro, convocado por el comité de huelga a instancias del mediador, votaran únicamente si aceptan su oferta de una subida salarial de 200 euros distribuida en 12 pagas y aceptada ya por la empresa de seguridad Eulen, concesionaria de El Prat y otra veintena de aeropuertos gestionados por AENA. Esa propuesta solo obtuvo dos votos en la asamblea del jueves. La opción ganadora (89 apoyos) fue pedir 250 euros repartidos en 15 pagas. No obstante, apenas asistió la mitad de los trabajadores convocados (176 de 350).

Fotos

Vídeos