Los trabajadores se dejaron más de medio punto de poder adquisitivo en 2017

Imagen de archivo de varios camareros trabajando en la terraza de un bar. /SUR
Imagen de archivo de varios camareros trabajando en la terraza de un bar. / SUR

La inflación media anual se situó en el 2% pese a la moderación de diciembre, mientras que los salarios pactados se revalorizaron un 1,43%

D. VALERA

El encarecimiento de la cesta de la compra en 2017 provocó que los trabajadores perdieran más de medio punto de poder adquisitivo. En concreto, la revalorización salarial pactada por convenio se situó en el 1,43%, mientras que la inflación media anual se situó en el 2% (1,96%). Una brecha que se produjo a pesar de la moderación de los precios en diciembre, que se frenaron seis décimas hasta el 1,1% por la menor subida de la luz y los carburantes.

De esta forma, los trabajadores sufrieron el mayor impacto en sus bolsillos de los últimos años. Hay que tener en cuenta que en los tres ejercicios anteriores (2014, 2015 y 2016) la inflación media anual fue negativa (-0,15; -0,5%; -0,2%, respectivamente), mientras que la revalorización salarial pactada por convenio fue positiva en todos esos cursos (0,57%; 0,74%; y 1,06%, respectivamente). Hay que tener en cuenta que antes de la reforma laboral la mayor parte de los convenios revisaban las retribuciones en función al IPC. Sin embargo, la crisis primero y la nueva legislación laboral ayudaron a desligar ambos conceptos.

En cualquier caso, los sindicatos criticaron ayer la pérdida de poder adquisitivo de los trabajadores en 2017. Un escenario que se produce en un momento en el que la economía crece por encima del 3%. Por eso consideraron «urgente» que el avance registrado en el PIB «se traslade a los ciudadanos». En este sentido, ponen el foco en la próxima negociación colectiva, donde la batalla estará en la cláusula de revisión salarial en función del IPC. Así, desde UGT reclamaron ayer que la patronal «debe estar a la altura de las circunstancias». Y es que la negativa de CEOE y Cepyme a ligar los salarios al IPC impidió llegar a un acuerdo salarial en 2017. Por su parte, desde CC OO denunciaron que mientras los salarios pierden capacidad de compra, los beneficios empresariales hasta septiembre se elevaron un 5,1%.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos