Los sindicatos piden una subida salarial mínima del 3,1% y aceptan ligar mejoras a productividad

La ministra de Empleo, Fátima Báñez (derecha), durante una reunión con los agentes sociales. :: f. alvarado / efe/
La ministra de Empleo, Fátima Báñez (derecha), durante una reunión con los agentes sociales. :: f. alvarado / efe

LUCÍA PALACIOS MADRID.

Nuevo año, nueva estrategia. Tras el fracaso del pasado ejercicio, cuando finalmente no se logró fijar una subida salarial para 2017, los sindicatos cambian ahora de rumbo de cara a la negociación para la firma de un nuevo Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva (AENC) que hoy se inicia de manera formal en su primera reunión con la patronal. Esta vez no propondrán una banda que se ciña a un mínimo y un máximo, algo que sí hicieron el pasado ejercicio (de un 1,8% a un 3%). Ni tampoco habrá un dígito, porque «cada sector y empresa debe adaptar los criterios mencionados a su situación económica, a sus cifras reales», admiten UGT y CC OO. Y, además, acceden a una de las peticiones de los empresarios: que el alza de las remuneraciones esté ligada a la productividad, de manera que «responda a la realidad productiva de cada sector y empresa», según explican en su oferta.

Sin embargo, sus reivindicaciones son más ambiciosas y piden un incremento medio en torno al 4% y un salario mínimo por convenio superior a los 1.000 euros mensuales. No renuncian, asimismo, a que la subida vaya vinculada al incremento de los precios y por eso exigen que ha de ser siempre superior a la inflación, que el Gobierno estima se situará en el 1,6% para 2018.

LAS PROPUESTAS

UGT y CC OO
Incremento salarial
No menos del 3,1%, puesto que habría un mínimo del 1,6% por la inflación prevista más otro 1,5% adicional por la pérdida del poder adquisitivo.
Cláusula de revisión
Sí.
Otros temas
Hay que abordar la igualdad salarial y jornada laboral.
CEOE y Cepyme
Incremento salarial
Quieren situarlo en el entorno del 2%, más otro punto adicional que iría en función de la productividad.
Cláusula de revisión
No.
Otros temas
Quieren hablar de absentismo, contratación, flexibilidad en la jornada...

La tasa del IPC actúa así como un suelo, pues advierten que las remuneraciones «no pueden volver a perder poder de compra en ningún caso» Es lo que ocurrió en 2017, cuando el salario medio pactado por convenio subió un 1,43% frente a un promedio del 2% los precios.

Además, exigen que se debe incorporar lo que denominan «plus», una subida adicional para recuperar de forma progresiva todo el poder de compra perdido desde 2008, que calculan en siete puntos, así como la participación en el reparto de la renta generada en las empresas, donde los trabajadores -estiman- habrían cedido estos tres puntos desde 2008. Por eso, proponen que ese extra sea de 1,5 puntos porcentuales en 2018 y otro tanto en 2019.

El resultado es que aunque no hay un mínimo oficial, con sus peticiones los sindicatos lo sitúan de antemano en el 3,1%, aún en el caso de que la productividad sea escasa o inexistente: un 1,6% de inflación y otro 1,5% por poder adquisitivo. Insisten, además, en incluir la cláusula de revisión salarial en los convenios, el gran escollo para la falta de acuerdo en 2017 y algo que la patronal ha dicho que no admitirá.

Un mínimo por convenio

UGT y CC OO, como anunciaron semanas atrás, también exigirán que por convenio se garantice un sueldo mínimo de 1.000 euros brutos al mes repartidos en 14 pagas, es decir, 150 euros más que el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) pactado con el Gobierno para 2020.

En esta tesitura un acuerdo se antoja difícil, pues la patronal ofrecerá una subida cercana el 2%, más otro punto adicional por productividad de cada empresa y sector (medio punto más que en 2017). En el mejor de los casos llegaría hasta un 3%, esto es, rozando el mínimo sindical.

A su vez, fuentes empresariales descartan fijar un salario mínimo un 35% superior al SMI, previsto este año en 735,9 euros mensuales. Tampoco ha gustado en la patronal que se sugieran posibles movilizaciones sin ni siquiera haber empezado a negociar, pues solo tensionará las cosas. Pero la CEOE también puso sus reglas: marzo como tope para pactar y por dos años.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos