La UE pide iguales sueldos a trabajadores desplazados

El Parlamento, que validó ayer su propuesta para unificar condiciones, va a negociar en noviembre un texto común con la Comisión y el Consejo

R. C.

madrid. La cuenta atrás para la unificación de condiciones laborales de los trabajadores desplazados, al menos en una primera etapa, ya ha comenzado. El Pleno del Parlamento Europeo refrendó ayer su propuesta de reforma de la directiva de trabajadores desplazados, que negociará ahora con Consejo y Comisión para consensuar un texto del que aún no se sabe si incluirá finalmente al sector del transporte. La previsión es negociar en noviembre y reducir los trámites de aprobación.

La CE propuso reformar esta directiva, que data de 1996, para mejorar las condiciones laborales de los profesionales que son enviados por su empresa a otro país de la Unión: 2,05 millones anuales tras aumentar un 40% los últimos cinco años. El objetivo es garantizarles salarios justos y mejorar su protección, al tiempo que se ataja la competencia desleal entre compañías. Los europarlamentarios pretenden que reciban la misma remuneración que los locales, incluidas pagas extra y prestaciones, además de aplicarles los convenios colectivos del país de destino.

A su vez, las cotizaciones por estos trabajadores, tanto a la Seguridad Social como por desempleo, dependerán del país donde esté ubicada esa empresa. De esta forma sus condiciones estarán regidas por la legislación laboral de ese Estado.

En caso de despido, también se aplicará la legislación laboral del país de origen Sin embargo, todas estas condiciones serían aplicables a estos trabajadores únicamente durante 24 meses -según propone el Parlamento-, para pasar después a estar amparados por la legislación del país de destino. Ese plazo difiere de los 12 meses que aconseja la Comisión y los 18 que pide el Consejo.

Pero el punto más conflictivo es si se debe incluir en la nueva regulación a los profesionales del transporte por carretera. Los europarlamentarios defienden que sí hasta aprobarse una norma específica en 2018, mientras que el Consejo quiere dejarlos fuera por ahora.

Fotos

Vídeos