El Gobierno antepone crear empleo a subir los salarios

Sostiene que la mejora de la economía y de la productividad acarrearán un alza de las remuneraciones, tanto públicas como privadas

LUCÍA PALACIOS

madrid. La recuperación salarial fue ayer uno de los ejes centrales de la sesión de control al Gobierno. Allí, parlamentarios de diferentes partidos políticos interpelaron a los miembros del Ejecutivo para pedir que la mejora económica se traslade también al bolsillo de los trabajadores, puesto que el 70% no nota que la crisis haya pasado de largo, según datos aportados por la diputada socialista Margarita Robles.

«Lo que hay que hacer es mantener la política económica del Gobierno, que ha funcionado, y mejorar las políticas activas de empleo», fue la respuesta del presidente, Mariano Rajoy, quien presumió de que «alguna solución sí hemos dado creando 600.000 empleos al año». Y alrededor de esta consigna fueron cerrando filas los diferentes miembros del Ejecutivo.

«Queremos que los parados y el empleo sean la prioridad de este Gobierno», insistió la ministra Fátima Báñez, quien explicó que los salarios en España se deciden en la negociación colectiva y, por tanto, son competencia de la patronal y de los sindicatos. Lo que sí fija el Gobierno -recordó Báñez- es el salario mínimo interprofesional (SMI), que subió en 2017 un 8%. Y aprovechó para anunciar que el Ejecutivo abrirá consultas entre octubre y noviembre para acordar el incremento para los próximos años.

Por su parte, tanto el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, como el de Economía, Luis de Guindos, insistieron en que la mejora de la productividad y de la economía acarrearán un aumento de los salarios, tanto públicos como privados. Montoro, a su vez, explicó que están preparando una subida de las remuneraciones de los funcionarios acordada con los sindicatos, pero no desveló de qué porcentaje se puede tratar.

Fotos

Vídeos