Los estibadores acusan a la CNMC de «desestabilizar»

El sindicato mayoritario ve una «injerencia» la apertura de expedientes sancionadores cuando la negociación colectiva todavía sigue abierta

J. A. BRAVO

madrid. La reciente apertura de sendos expedientes sancionadores a los principales actores de la estiba por parte de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha revuelto todo el sector. En la patronal Anesco, según fuentes cercanas a la organización, no ha sentado bien porque piensan que puede dinamitar los acuerdos que tenían encauzados con los sindicatos, aunque en otros foros como la Plataforma de Inversores en Puertos Españoles (PIPE) le respaldan.

Entre los representantes de los trabajadores, por el contrario, el enfado es mayúsculo. Ayer celebró su asamblea anual la Coordinadora Estatal de Trabajadores del Mar (CETM), central mayoritaria entre los estibadores, y su coordinador general, Antolín Goya -reelegido para otros cuatro años-, acusó al órgano regulador de «desestabilizar» el sector.

Fue incluso un paso más lejos, al reprocharle que está «coartando derechos básicos» generando de nuevo «una situación de incertidumbre». Explicó que la negociación colectiva sigue abierta, pero «ahora no sabemos si seremos capaces de culminar un acuerdo (en un convenio) para dar estabilidad a los puertos».

Por ello, dijo que estudiarán «todo tipo de acciones» frente a la «injerencia» de Competencia, aunque la vuelta a las movilizaciones -como la huelga- serían solo «nuestra última opción». De hecho, aboga por cerrar las negociaciones con la patronal «en el menor plazo de tiempo», contando con el aval que les dio el Gobierno y el «firme convencimiento de la legalidad de lo ya pactado».

Ese acuerdo de junio, que la CNMC estima podría «restringir la libertad de contratación» de algunos operadores, incluye la «subrogación» en las 'nuevas' empresas de estiba de los trabajadores» que hasta ahora pertenecen a las sociedades que gestionan el empleo allí (Sagep). Se incluían también salidas voluntarias, rebaja salarial del 10% para sueldos medios y grandes, y una reorganización para ganar productividad.

Fotos

Vídeos