El empleo a tiempo parcial involuntario duplica la media europea

Unos camareros trabajando en una cafetería./Archivo
Unos camareros trabajando en una cafetería. / Archivo

La CEOE admite el aumento progresivo del peso de los contratos de duración inferior a siete días

Lucía Palacios
LUCÍA PALACIOSMadrid

Seis de cada diez contratos a tiempo parcial firmados en 2016 (un 61,9%) fueron de carácter involuntario; es decir, que el trabajador hubiera preferido ser contratado por más horas, pero no le dieron elección. Así se constata en un informe publicado hoy por la CEOE en el admite que se trata de «un porcentaje elevado».

Y es que el nivel de ‘subempleo’ en España duplica al de la media europea, que se sitúa en el 27,7%. De hecho, ha crecido 11,8 puntos porcentuales desde 2010, pese a reducirse ligeramente desde el máximo alcanzado en 2014. De cualquier forma, ha sido el país de la UE en el que más ha crecido el empleo a tiempo parcial involuntario y uno de cada diez ocupados desearía trabajar más horas, según datos del INE referentes al cuarto trimestre de 2017.

Este crecimiento «especialmente acusado» que se ha registrado en España –así como en Italia- durante la crisis lo señaló también el pasado jueves el Banco Central Europeo, que explicó en otro informe que «se nutrió tanto de trabajadores que estaban parados como de otros que trabajaban a tiempo completo y otros que ya estaban empleados con jornadas reducidas pero de forma voluntaria».

Y si el empleo a tiempo parcial involuntario se ha disparado… lógicamente también lo ha hecho el empleo a tiempo parcial, que se ha duplicado en el país en los últimos veinte años, algo que «posiblemente» se deba a que se ha convertido en «una vía de salida del desempleo», que continúa siendo elevado (16,5% en el cuarto trimestre de 2017, según la EPA). Y es que uno de cada tres contratos firmados en 2017 fueron a tiempo parcial, tras haber aumentado más de 6 puntos porcentuales desde 2010.

Otro aspecto que resalta el informe de la CEOE es «el aumento progresivo del peso de los contratos de duración inferior a siete días», el único grupo en el que se ha registrado un incremento «de manera importante», al pasar de representar el 19,35% del total en 2010 al 25,7% en 2016. De esta manera, el estudio resalta que supone al menos uno de cada cuatro contratos, puesto que «pueden ser más ya que se desconoce la duración de los contratos que se agrupan en el concepto ‘indeterminados’, que se supone que son por obra y servicio determinado y también podrían tener esta duración tan reducida».

En este sentido, el número de contratos temporales ha crecido de forma imparable desde 2012 y en 2017 se registraron un total de 19,5 millones, 6,7 millones más que cinco años atrás, mientras que los empleos indefinidos no han logrado los valores de antes de la crisis.

Temas

Ceoe, Ine, Paro

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos