Bonificaciones de hasta 400 euros al mes por hacer fijos a los jóvenes

LUCÍA PALACIOS

madrid. Una ayuda directa de 430 euros al mes a los jóvenes desempleados sin formación y una bonificación de hasta 400 euros a las empresas que los contraten son dos de las medidas que el Gobierno quiere sacar adelante para luchar contra el elevado desempleo juvenil. Así lo explicó ayer la ministra de Empleo, Fátima Báñez, en el Congreso de los Diputados, después de anunciarlo a mediados de junio desde Luxemburgo. Pero hasta ahora, aunque se ha hablado mucho de esos 430 euros de ayuda directa a los jóvenes menores de 30 años con un contrato de formación, poco se sabía del incentivo a las empresas. Báñez fue un poco más allá y anunció que se tratará de una bonificación «potente» que durará tres años y de la que se podrán beneficiar aquellas empresas que, tras ese contrato de formación de 18 meses, incorporen a su plantilla de manera indefinida a los jóvenes que han recibido esta ayuda complementaria. La ministra no proporcionó más datos y resaltó que el objetivo de esta medida, que aseguró que se está negociando en el marco de la mesa de diálogo social y con las CC AA, es que los jóvenes desempleados consigan un trabajo «estable y de calidad». Pese a que aún no hay nada cerrado, la propuesta del Gobierno -a la que ha accedido este periódico- es una «bonificación mejorada» respecto a la actual en las cuotas empresariales a la Seguridad Social de 250 euros al mes durante tres años, por lo que ascendería a 3.000 euros anuales.

Fotos

Vídeos