Claves a tener en cuenta si quieres prepararte unas oposiciones sin decepciones

Aspirantes se presentan a unas oposiciones (archivo).
Aspirantes se presentan a unas oposiciones (archivo). / I. Sánchez
  • ¿Sabes cuántas horas necesitas estudiar al día y durante cuántos meses? ¿O cuánto dinero te costará la academia? Te contamos todos los factores que debes considerar antes de lanzarte a opositar

No hay atajos posibles. Preparar unas oposiciones debe plantearse siempre como una carrera de fondo que nos va a requerir un ejercicio de constancia, esfuerzo, tiempo, sacrificio así como una minuciosa organización de nuestro tiempo. Todo mezclado con altas dosis de motivación personal que nos ayude a seguir en la ardua tarea de estudio, día tras día, hasta alcanzar nuestro objetivo. Y no son las únicas premisas a tener en cuenta si estás barajando la opción de opositar. La oferta de un empleo estable y de por vida es muy tentadora y más desde el último anuncio realizado días atrás por el Gobierno de abrir otra convocatoria para cubrir cerca de 1.400 plazas en la Administración pública (muchos ya están inmersos en la faena de estudio y preparan las oposiciones previstas para este 2017). ¿Te lo estás planteando? Antes de tomar una decisión debes poner sobre la mesa todas las cartas, ser consciente de todo el esfuerzo que necesitarás hacer. Toma nota de todas las claves a tener en cuenta a la hora de enfrentarte a unas oposiciones y no llevarte ninguna decepción.

1. ¿Cumples los requisitos?

Esta primera premisa parece obvia pero, a juzgar por la experiencia de algunas academias, es importante destacarla. "Antes que nada debes analizar los requisitos, cerciorarte de que los cumples", indica a SUR.es Francisco Javier Onieva López, director de la prestigiosa academia Unitec en Málaga, que nos ayuda a confeccionar las claves de este reportaje. "Muchos futuros opositores llegan con la certeza de poder optar a ellas y luego se decepcionan al ver que no pueden". Onieva recomienda a los aspirantes que analicen su perfil y estudien la oposición que más se adecue a sus posibilidades, a sus preferencias y aspiraciones de futuro.

2. Analiza tu situación personal y motivación

¿Tienes tiempo y estás motivado para estudiar? Antes de embarcarte en unas oposiciones debes plantearte seriamente estas dos cuestiones. Estudia el tiempo del que dispones y asimila que, durante el tiempo prolongado que estés en faena, no podrás asumir nuevas responsabilidades o quehaceres que resten tiempo de estudio.

3. ¿Sabes cuántas horas y meses de estudio necesitas?

Los preparadores aconsejan plantearse esta "carrera de obstáculos" como un trabajo. Sí, tal cual, uno a jornada parcial o completa dependiendo las posibilidades de cada cual. Se puede comenzar con menos horas, dos o tres al día, hasta alcanzar entre 6-8 horas diarias como apunta Onieva.

Jesús Ayala, responsable de la academia de la capital que lleva su mismo nombre, asegura que un curso escolar -hablamos de 9 a 15 meses según los casos- es un tiempo más que suficiente para enfrentarse a unas pruebas "con altas posibilidades de éxito". Sin embargo, para ello, la constancia y la implicación debe ser absoluta. "Hay que estar convencido y concienciado", matiza Ayala, que tiene en sus espaldas más de 25 años de experiencia como preparador. A su juicio es recomendable un primer año dedicado en exclusiva al estudio y, si no se logra entonces el aprobado, enfrentarse a un segundo o un tercer año incluso compatibilizando el tiempo de estudio con un trabajo a media jornada.

4. ¿Tendré tiempo de descanso?

¿Sabes qué harás los fines de semana si te haces opositor? ¡Descansar! Si las clases de apoyo las tienes en sábado puedes descansar otro día pero lo cierto es que, como cualquier trabajo que se precie, el aspirante debe también tomarse sus momentos de asueto, desconexión y así recargas pilas. A media que se acerque la fecha del examen sí es cierto que deberás aprovechar para el repaso.

5. Prepara a conciencia tu rincón de estudio

Si piensas tomártelo en serio piensa que tu cuarto de estudio se va a convertir en tu nuevo espacio de trabajo. No dudes en comprar material -bolígrafos, rotuladores de colores, folios, libretas, etc...- como si empezaras un nuevo curso en el colegio y prepara a conciencia tu rincón para sentirte lo más cómodo posible ya que allí vas a pasar muchas horas hasta conseguir esa plaza. Para Onieva López este aspecto es importante ya que facilite el hábito de estudio.

6. Necesitas una estricta organización y planificación

Este punto es vital. Se acabó el desorden o los planes improvisados diarios. El día a día de un opositor debe estar marcado por una férrea organización y plafinicación del temario. Tal y como aconseja el portal opositor.com, debes planificar calendario en mano las fechas para superar temas, simulacros de exámenes y días de repasos. Éstos últimos son muy importantes para asentar los apuntes ya estudiados. En la cita web recomiendan además el uso de un tablón de corcho donde destacar las fechas señaladas en rojo de nuestra particular 'carrera'. También es bueno planearse simulacros de examen mensuales, hacer tests o exámenes a desarrollar según las pruebas a las que te presentes.

7. Desembolso económico

Dependiendo de la oposición por la que te decantes, la academia o el preparador, el desembolso económico a efectuar puede variar. Ayala habla de un coste de unos 100 euros por mes de media aunque hay oposiciones que requieren más inversión así como el pago aparte del temario. En Unitec calculan que el precio de la preparación de algunas oposiciones pueden oscilar entre los 130 ó 160 euros aproximadamente. A modo de ejemplo, si nuestra oposición cuesta unos 130 euros y necesitamos un mínimo de 9 meses de preparación antes del examen, nuestra inversión mínima será de unos 1.170 euros.

8. Aprobar no siempre se traduce en plaza

Hay casos en los que un aprobado no garantiza siempre la ansiada plaza para toda la vida. Hablamos de aquellos casos en los que los aprobados superan el número de puestos ofertados. "Estos casos también suponen una gran noticia porque ya entran en bolsa y es cuestión de tiempo que consolides la plaza", dice el director de Unitec. Además también debes ser consciente de que, según sea la procedencia de la convocatoria eso marcará, obviamente, el destino de la plaza.

9. Asimila que no será fácil: Sólo lo logran los mejores

Antes de iniciar esta carrera de obstáculos debes tener en cuenta que es una ardua tarea factible pero nadie garantiza que sea fácil. "En ocasiones nos llegan aspirantes cegados por el sueño de un trabajo para toda la vida pero debes hacerles ver que esto no es fácil. El aprobado no lo logran todos, sólo los mejores", advierte Jesús Ayala.

10. Apoyo familiar y fuerza mental

Este aspecto es uno de los más importantes para que el ánimo del opositor no decaiga. Debes tener tanto el respaldo familiar como la fuerza de voluntad suficiente como para superar los momentos difíciles que llegarán, seguro, después de meses de estudio. Ese apoyo del entorno será vital para ayudarte a seguir luchando y estudiando y te facilitará a centrarte en tu objetivo.

11. Consejos para estudiar sin volverte loco

No te agobies cuando veas la cantidad de apuntes que debes memorizar. Busca fórmulas efectivas para el estudio. En opositor.com recomiendan comenzar con una lectura previa. En segundo lugar aconsejan pasar al subrayado. El tercer paso ya requiere un esfuerzo: Hacer resúmenes de cada tema y sus esquemas que ayudarán a reforzar conceptos al destacar ideas clave. ¿Siguiente paso? La memorización. "Es el periodo más duro de una oposición, el de mayor sacrificio, pero no lo olvides, la constancia es la clave del éxito", aseguran desde el portal. Por último y no por ello menos importante es el repaso de todo lo aprendido y estudiado.

12. No desanimarse si no lo logras a la primera

Ocurre en muchas ocasiones. Después de un año a la luz del flexo no alcanzamos la meta deseada y el ansiado aprobado que nos da la plaza. ¿Qué hacer? Los preparadores aconsejan no tirar la toalla, volver a analizar nuestra situación personal, ver las posibilidades de planificación y volver a intentarlo una segunda o incluso una tercera vez. "Hay gente que se desanima y abandona cuando tu intuyes que puede sacarlas", lamenta Ayala, "hay que tener paciencia".

Aunque hay que ser realistas con las posibilidades de éxito de cada cual, lo cierto es que, como dicen los preparadores y todos aquellos que ya han logrado su plaza, es posible lograrlo si superas todos los vaivenes de esta intensa y larga carrera de resistencia.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate