Diario Sur

Los sindicatos piden a la patronal que les ayude a lograr una subida de hasta el 22% en el salario mínimo

Ignacio Fernández, 'Toxo', y Pepe Álvarez, secretarios generales de CC OO y UGT.
Ignacio Fernández, 'Toxo', y Pepe Álvarez, secretarios generales de CC OO y UGT. / J. P. Gandul
  • Se incluye dentro de los puntos a abordar en la negociación colectiva, cuyas reuniones se retomaron este jueves, y supondría elevar el SMI hasta los 800 euros mensuales

Ni sindicatos ni patronal quieren mostrar sus cartas y por eso guardan celosamente las propuestas que ya han puesto encima de la mesa. Por fin este jueves por la tarde UGT, CC OO, CEOE y Cepyme se sentaron a la mesa para comenzar a resolver los flecos de la negociación colectiva correspondientes a 2017, que habían quedado pendientes tras el III Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva (AENC) suscrito en junio de 2015.

Oficialmente nadie quiso elevar el tono de las reclamaciones y los cuatro participantes mostraron su “voluntad de llegar a un acuerdo sobre criterios salariales antes de que termine el año”. No obstante, todos advirtieron de que se trata tan solo de una “primera toma de contacto” en la se fijaron los temas que se van a tratar y el calendario a seguir, que tendrá su siguiente encuentro el 20 de octubre.

Una de las novedades reside en que UGT y CC OO han trasladado a la patronal su propuesta de incrementar el salario mínimo interprofesional (SMI) de los 655 euros al mes actuales (con un total de 14 pagas) a 800 euros para el próximo año, lo que supone un alza del 22%. El objetivo que se han marcado es que a final de legislatura ascienda a 1.000 euros (supondría el 60% del salario medio en España), según lo estipulado por la Carta Social Europea.

Desde la organización liderada por Pepe Álvarez explicaron a este periódico que aunque el SMI sea potestad del Gobierno, lo que buscan es que la patronal “se involucre en esto”. La subida del salario mínimo no es una nueva propuesta de los sindicatos. De hecho, ya tuvo su protagonismo durante las elecciones pasadas.

El PSOE abogó entonces porque se pueda alcanzar el 60% del salario medio neto al término de las dos próximas legislaturas -es decir, 900 euros al mes-, siempre que vaya “acompasado a la evolución de nuestra economía". Podemos, menos ambicioso que UGT y CC OO, planteó aprobar un calendario que permita alcanzar los 800 euros "al final de los dos primeros años de legislatura", y que en 2019 sea de al menos 900 euros. PP y Ciudadanos, por su parte, no incluyeron esta cuestión entre sus promesas aunque defienden que el crecimiento se haga conforme a la evolución económica y a la productividad.

Cabe recordar que en los cuatro últimos años del Gobierno de Rajoy el SMI tan solo se ha incrementado un 2,1% (inició 2012 en 641 euros), con dos ejercicios en los que incluso se congeló, hasta los 655 euros actuales. Antes, sin embargo,para el Gobierno de Rodríguez Zapatero parecía ser en una prioridad: durante las dos legislaturas que ostentó el poder el salario mínimo subió un 34%. En 2007, justo antes de estallar la crisis, se situaba en 570,6 euros y antes había comenzado el siglo XXI con apenas 424,8 euros.

Por un empleo estable

Otro de los aspectos que tratarán los agentes sociales este jueves fue el incremento salarial correspondiente a 2017, puesto que el III AENC fijó el 1% para 2015 y el 1,5% para 2016 pero dejó en el aire el del próximo ejercicio. En esta primera reunión no se ha dado una cifra concreta aunque los sindicatos, que ya dejaron caer una subida de entre un 2 y un 4%, sostuvieron que, visto que la economía crece a un ritmo superior al 3%, “no parece lógico que los salarios sigan congelados e incluso devaluados”.

“Los incrementos tienen que ser reales y además permitir inyectar dinamismo a la economía”, explicaron a este periódico fuentes de UGT. Además, reivindicaron la necesidad de desarrollar unas cláusulas en los convenios que ayuden no solo a impulsar el empleo sino además a mejorar la calidad del mismo, especialmente el estable.