Diario Sur

El absentismo laboral en España, un 7% inferior al del resto de Europa

Empleados en una oficina.
Empleados en una oficina.
  • Un estudio señala que la alta tasa de desempleo y la dificultad para encontrar un trabajo estable origina que "los empleados con trabajo se ausenten menos, tanto en frecuencia como duración"

El 79% de los trabajadores españoles asegura haber estado presentes en su trabajo durante todo el año 2015, lo que supone un 7% más respecto a la media europea (72%), debido a la elevada tasa de desempleo y las dificultades para encontrar un trabajo estable.

Esta es una de las conclusiones sobre España que se desprenden del octavo Barómetro europeo del Absentismo y Compromiso de los Trabajadores, publicado por Ayming, grupo internacional de Consultoría en Business Performance, realizado a 3.009 empleados europeos, de los que 500 eran españoles (un 63% de hombres y un 37% de mujeres), con una media de edad de 41 años, fundamentalmente de los sectores Industria y Comercio.

Preguntados sobre sus ausencias del trabajo, el 79% manifestó haber estado presentes durante todo el año 2015, frente a la media europea, que fue del 72%. El 83% está preocupado por el futuro de su empresa y el 57% de los empleados declaran estar comprometidos con ella, estando dispuestos a llevar a cabo acciones que mejoren el futuro de la misma, por encima de la media europea cuyo ratio es del 47%.

Edad y tasa de los "siempre presentes"

Asimismo, el 67% se declara contento en el trabajo, frente a la media europea que es del 73%. Las ausencias tienen una duración similar a las de los empleados europeos, pero en mayor proporción. En concreto, el 56% son de corta duración y no sobrepasan la semana de trabajo. El 31% de las ausencias son de entre una y cuatro semanas y el 12% sobrepasan el mes. El estudio explica que el absentismo en España en 2015 no fue muy alto debido a la alta tasa de desempleo y una situación económica en la que tener un trabajo estable "no es fácil", por lo que "los empleados con trabajo se ausentan menos, tanto en frecuencia como duración".

En España, la edad y tasa de los "siempre presentes" está menos correlacionado que en otros países europeos. Aunque la mayoría de los asalariados son mayores, la tasa de los "siempre presentes" es importante, especialmente en dos grupos: los que tienen entre 16 y 25 años (82%) y los de entre 41 y 50 años (86%).

Los obreros y empleados declaran una asistencia más baja (del 74% y 75%) en relación al personal directivo, con una tasa de "siempre presentes" de entre el 87% y el 92%, mientras que los directivos aparecen como más asiduos al trabajo, debido quizás a su alto grado de responsabilidad. La tasa de los "siempre presente" es significativamente mayor en los empleados con contrato indefinido (82%) frente al 60% de los empleados con contrato temporal. Éste es percibido por un español como menos estable que el trabajo indefinido.

Compromiso con la empresa

El estudio señala que, por lo general, un empleado con contrato no indefinido puede tener mayor dificultad en alcanzar el mismo compromiso y la misma relación con la empresa para la que trabaja que una persona con contrato indefinido. Las dos principales causas potenciales de los españoles para faltar al trabajo son su estado de salud (24%) y el de sus familiares directos (15%), tanto entre el colectivo de "contentos y comprometidos" como los "no contentos ni comprometidos", seguido de la situación personal en el trabajo (13%).

A pesar de la situación "compleja" de empleo y desempleo de los españoles, éstos recomiendan más a su empresa que otros empleados europeos, en caso necesario y a pesar de que el ambiente de trabajo sea poco atractivo. Así, el 81% de contentos y comprometidos lo harían y también el 14% de no contentos ni comprometidos. En cuanto a si estarían dispuestos a incrementar su involucración en la empresa, declaran estar de acuerdo un 95% de los empleados contentos y comprometidos y un 48% de los no contentos ni comprometidos.

Las tres principales fuentes de motivación de los empleados españoles son, entre el colectivo de contentos y comprometidos: las relaciones de trabajo (80%), seguido por el contenido (78%) y el reconocimiento (72%). Para el colectivo de ni contentos ni motivados, destacan: las relaciones de trabajo (36%), las condiciones de trabajo (29%) y la flexibilidad (26%).