Tesla se enfrenta a sus peores cifras de pérdidas

Elon Musk durante la presentación de uno de sus vehículos./SUR
Elon Musk durante la presentación de uno de sus vehículos. / SUR

Elon Musk se muestra optimista pese a los malos números que está cosechando una de sus principales empresas

Jon Sedano
JON SEDANOMálaga

Aunque ahora mismo haya un coche Tesla elevándose en el espacio, las cifras de la empresa no hacen más que descender. 2017 cerró el año con unas pérdidas netas de 2.240 millones de dólares (unos 1.829 millones de euros), lo que supone un incremento negativo del 189,7% respecto a 2016.

¿A qué se deben estas pérdidas? Según la compañía, el problema radica en la fabricación del Tesla Model 3. El vehículo, que en enero de 2018 se ha convertido en el coche eléctrico más vendido de EEUU, con 1.875 unidades distribuidas, está sufriendo constantes retrasos en su producción debido a diversos problemas de fabricación. Solucionarlos está suponiendo un coste extra para la empresa y una ralentización a la hora de obtener ingresos. Pese a las malas cifras, el Model 3 vendió en enero de 2018 el doble que el año pasado. El coche, que tiene un precio de 35.000 dólares, prevé convertirse en un “vehículo de masas” según la compañía. Con una autonomía de 350 kilómetros, el vehículo tiene ahora mismo un periodo de espera que oscila entre los 12 y 18 meses.

Pero las malas cifras no son vistas como un problema para Elon Musk. El magnate, que envió su modelo Tesla Roadster al espacio dentro del cohete Falcon Heavy, se muestra optimista al decir que 2017 ha sido “un año fenomenal” y ha supuesto una “expansión descomunal” para la empresa. No hay que olvidar que Tesla es solo una de las grandes propuestas empresariales de Musk, que aunque no alcance beneficios, está asentando las bases para el futuro.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos