Superávit autonómico de 35 millones hasta julio por la inyección de Hacienda

Las administraciones públicas bajan su déficit hasta el 2,3%, ocho décimas menos que el tope anual, sin contar el superávit municipal

J. A. BRAVO

madrid. Las comunidades autónomas arrojaron el julio su primer dato positivo, en términos presupuestarios, desde hace bastante tiempo. Registraron un superávit de 35 millones de euros, una cantidad moderada si se compara con la inyección que recibieron del Ministerio de Hacienda ese mes por la liquidación definitiva en 2015 de los recursos del sistema de financiación.

En concreto, según los datos publicados ayer por el Ministerio que dirige Cristóbal Montoro, el aumento en esa entrega final respecto a lo dado con cargo a 2014 fue de 989 millones. A su vez, las entregas a cuenta dadas este año también se han elevado, en su conjunto, un 3% respecto a la cifra de 2016.

Gracias a ello las comunidades pudieron dar la vuelta al déficit de 771 millones que ofrecían sus números al cierre de julio de 2016. En total, nueve tuvieron superávit y una equilibrio presupuestario (Andalucía), aunque otras siete siguiendo dando un resultado negativo.

Entre las incumplidoras resalta Madrid (439 millones en números rojos), seguida de Murcia (172 millones), Navarra (123), Castilla-La Mancha (121), Castilla y León (92), Aragón (66) y Extremadura (37). Por el contrario, entre las que lograron un saldo positivo destacan Baleares (332 millones) y Comunidad Valenciana (186 millones), por delante de Cataluña (171), Canarias (165), País Vasco (78), Galicia (74), Asturias (36), La Rioja (31) y Cantabria (12).

El problema de las cuentas regionales, sin embargo, sigue siendo su mayor gasto. En el primer semestre creció un 3,4% conforme a la regla de gasto, en contraste con las reducciones de las administraciones central (-0,3%) y local (-0,6%). Solo las transferencias excepcionales en julio permitieron cuadrar sus cuentas de forma provisional, haciendo que en ese período el déficit de las administraciones públicas quedara en 26.940 millones, lo que representa el 2,31% del PIB, ocho décimas menos que el tope comprometido para este año con Bruselas, del 3,1%.

Y eso sin contar con el dato de los ayuntamientos, si bien éstos siguen manteniéndose en positivo. De hecho, en términos de contabilidad nacional presentaron un superávit de 1.874 millones al cierre del segundo trimestre, lo que equivale al 0,16% del PIB, seis décimas más de lo que pasaba hace un año.

Gracias a ello, el déficit consolidado del conjunto de las administraciones públicas de enero a junio se había situado en 25.108 millones, lo que supone el 2,15% del PIB. Eso sí, sin contar las ayudas al sector financiero dado que la Comisión Europea permite excluirlas para sus cálculos en términos homologables.

El dato más adelantado de todos es el de la ejecución presupuestaria del Estado, que hasta agosto pudo reducir su déficit un 32%. Con ello, sus números rojos quedaron en 21.502 millones, lo que equivale al 1,84% del PIB. Mejora así en un punto su resultado de hace doce meses, fruto de un aumento interanual del 5% en sus ingresos frente a un descenso del 3,6% en los gastos.

Los recursos impositivos aumentaron en ese tiempo un 7,3% hasta los 98.243 millones, destacando en especial el incremento de casi el 24% en los ingresos por el impuesto de sociedades (14.141 millones). Por su parte, los fondos de la Seguridad Social redujeron su déficit cuatro puntos hasta quedar en el 0,48%.

Fotos

Vídeos