El sueldo de presidente del TC sube ocho veces más que el resto de altos cargos

Su retribución se dispara un 13% y la del Gobierno mejora un 1,5%, como los funcionarios, con la nómina de Rajoy cercana a los 81.000 euros al año

JOSÉ M. CAMARERO JOSÉ M. CAMARERO MADRID.

La nómina del presidente del Tribunal Constitucional (TC) se va a librar este año de la contención salarial que marcará las remuneraciones del resto de altos cargos de la Administración, cuya subida irá en línea con el resto de funcionarios al incrementarse un 1,5% con respecto a 2017. El magistrado, máximo responsable del organismo judicial que dirime, entre otros, los conflictos competenciales como los que surgen entre el Estado y comunidades, cobrará un 12,9% más. Juan José González Rivas percibirá 149.007 euros brutos al año, según los Presupuestos del Estado.

Su sueldo base se incrementará el 1,5% aplicado al resto de personal público, hasta los 42.894 euros. Pero, además, obtendrá 'otras remuneraciones' -tal y como lo define el proyecto de ley presentado ayer por Cristóbal Montoro en las Cortes- por valor de 106.112 euros, lo que supone un incremento del 18,4% interanual. También la vicepresidenta del Constitucional, Encarnación Roca, cobrará 140.061 euros, con un alza anual del 12,6%, motivado también por la asignación de conceptos adicionales que no especifican las cuentas públicas. Los máximos responsables del TC superan en sueldo a quien tradicionalmente lo tenía, el presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Carlos Lesmes, quien percibirá este año 134.761 euros.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, sus ministros, así como el resto de altos cargos del Estado se subirán el sueldo un 1,5% este año, como los empleados públicos. El año pasado, la subida de las remuneraciones fue del 1% para ese colectivo. Con el nuevo incremento, Rajoy ganará 80.953 euros -unos 5.800 euros brutos al mes, distribuidos en 14 pagas- frente a los 79.756 euros anuales que ingresó en 2017. Esta remuneración es menor a los más de 91.000 euros que ingresaba su predecesor, José Luis Rodríguez Zapatero, antes de que comenzara la crisis económica en 2009. Además, tiene por delante otros cinco altos cargos con una remuneración anual superior.

El puesto con un mayor sueldo de la Administración Pública sigue siendo la presidenta del Congreso, quien ganará 197.412 euros al año. Sus 14 pagas incluyen el sueldo base más el complemento como miembro de la Mesa del Congreso, la ayuda por ser diputada fuera de Madrid, así como gastos de representación y libre designación. Por su parte, el presidente del Tribunal de Cuentas, Ramón Álvarez de Miranda, ganará 116.564 euros; el del Consejo Económico y Social (CES), Marcos Peña, 88.014 euros; y el del Consejo de Estado, José Manuel Romay Becaría, 80.564 euros.

Los ministros, más de 71.000

En el Consejo de Ministros, la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, percibirá 76.088 euros, mientras que el resto de titulares de carteras ganarán 71.424 euros. Su sueldo es similar al de los secretarios de Estado -los segundos en cada departamento-, con una remuneración de 69.430 euros. Se da la circunstancia de que un secretario de Estado puede llegar a ganar más que un ministro, al tener dos pagas extrade 680 euros más complementos de productividad y la cuota del complemento de destino. Por su parte, los subsecretarios de Estado ingresarán 61.556 euros y los directores generales, 52.632 euros.

Además, los expresidentes del Gobierno, Felipe González, José María Aznar y José Luis Rodríguez Zapatero, dispondrán, de nuevo, de una asignación que ronda los 75.000 euros al año, cuyo importe no se verá incrementado en 2018. Entre los tres se les abonará 223.740 euros, una cuantía que en el año 2014 rozó los 300.000 euros, pero que se redujo desde entonces como consecuencia del fallecimiento del expresidente, Adolfo Suárez.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos