Rivera presume de arrancar a Rajoy una subida de las pensiones mínimas y de viudedad del 2%

Rivera explica ayer en el Congreso el acuerdo alcanzado con el Gobierno para apoyar los Presupuestos. :: EP/
Rivera explica ayer en el Congreso el acuerdo alcanzado con el Gobierno para apoyar los Presupuestos. :: EP

Ciudadanos y PP cierran el acuerdo para aprobar las cuentas de 2018, que aún requiere el apoyo del PNV, Coalición Canaria y Nueva Canarias

MARÍA EUGENIA ALONSO MADRID.

Mariano Rajoy ya cuenta con el aval de Ciudadanos a los Presupuestos de 2018. Superado el obstáculo que suponía la senadora del PP por Murcia, Pilar Barreiro -investigada por la 'trama Púnica' y que el pasado viernes comunicó su pase al Grupo Mixto-, fue el propio Albert Rivera el encargado de anunciar ayer el acuerdo tras un fin de semana intenso en el que los equipos económicos del Gobierno y de la formación naranja se sentaron a negociar contrarreloj los flecos del proyecto que el Consejo de Ministros aprobará hoy y que incluye, entre otras cosas, el compromiso de subir el 2% las pensiones mínimas y de viudedad. «El Ejecutivo sabe contar escaños y sin nuestro apoyo no podía ser», aseveró Rivera.

El líder centrista llegó al Congreso de los Diputados con sus exigencias amarradas y, tras colgarse la medalla de los Presupuestos, sacó pecho por haber conseguido que Rajoy haya dado su brazo a torcer y se haya plegado a sus condiciones. Según detalló, las cuentas públicas que saldrán del palacio de la Moncloa rumbo a la Cámara baja incorporan todas las demandas de Ciudadanos en materia de IRPF, autónomos y pensionistas. En concreto, el dirigente liberal justificó este apoyo en la ya anunciada marcha de la senadora popular, la inclusión del complemento salarial para jóvenes y la exención en el pago del IRPF para rentas inferiores a los 14.000 euros y de la reducción del impuesto para aquellas que ingresen hasta 18.000 euros. «Es la primera vez -subrayó el político catalán- que la clase trabajadora ve cómo se le rebajan los impuestos». Afirmación que fue respondida por Hacienda al recordar que ya redujeron el IRPF en mayor cuantía en 2015 y 2016.

Según desgranó Rivera, los Presupuestos Generales del Estado incluirán una mejora de las pensiones por encima del IPC para 7,2 millones de jubilados. En concreto, las ayudas irán dirigidas para los pensionistas que cobran entre 600 y 1.000 euros, que percibirán un complemento fiscal negativo, y los que cobran entre 1.000 y 1.200 euros, que se beneficiarán de una rebaja fiscal de entre 30 y 60 euros al mes. Para las pensiones mínimas y de viudedad, en cambio, la subida será del 2%, por encima de la inflación prevista para este ejercicio, de alrededor de un 1,6%.

El acuerdo entre el PP y Ciudadanos incluye además el complemento salarial de 430 euros para jóvenes con contrato de formación -contemplado en el acuerdo de investidura para 2017 pero hasta ahora no aprobado-. Una medida de la que se beneficiarán, según las cifras que maneja el partido naranja, 600.000 jóvenes y cuyo coste se financiará con fondos de la Unión Europea. El pacto encierra también la bajada del IVA del cine del 21% al 10% y un aumento de 50 millones de euros para las becas y ayudas generales, hasta los 1.472,9 millones, un 3,5% más que en 2017 y el mayor aumento desde 2014.

En su negociación exprés, la formación liberal ha arañado al Ejecutivo una ampliación del permiso de paternidad hasta las cinco semanas y un complemento de 1.000 euros destinado a pagar las guarderías de las familias con hijos de cero a tres años, que se articulará a través de un impuesto negativo.

El pacto contempla además la que ha sido la gran reivindicación de Ciudadanos en las últimas semanas, la equiparación salarial entre las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Se trata de una primera partida de 500 millones destinados directamente para subir el salario a policías y guardias civiles, que en todo caso se tendrán que seguir implementando durante los dos próximos años. «Cristóbal Montoro no quería dar zanahorias, sólo palos en términos fiscales, le convencimos y al final han tenido que aceptar lo que no querían», subrayó Rivera.

A la espera del PNV

El ministro de Hacienda, sin embargo, rebajó el papel de la formación liberal en la elaboración de los Presupuestos y lo limitó al de respaldar iniciativas salidas del Ejecutivo, insistiendo en que, dado el crecimiento de la economía, aprobarlos redundará principalmente a la estabilidad política del país.

Aunque el respaldo de Ciudadanos es clave no es suficiente para sacar adelante las cuentas del Estado, cuya aprobación se ha ido retrasando desde el pasado mes de septiembre por la falta de apoyos en el Congreso y el conflicto soberanista. Con el 'sí' de los 32 diputados naranjas, el PP suma 169 escaños, siete menos de los necesarios para alcanzar la mayoría absoluta.

Mientras que Coalición Canaria ultima también su voto afirmativo, los seis votos más complicados de conseguir serán nuevamente el del parlamentario de Nueva Canarias, Pedro Quevedo, y el de los cinco del PNV, que ya han avanzado que no se sentarán a negociar mientras siga en vigor el 155 en Cataluña, pese al optimismo en el PP y la sensación en el resto de formaciones de que los nacionalistas vascos acabarán sumándose al acuerdo.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos