El riesgo de pobreza crece en España al mayor ritmo entre los grandes de la UE en la crisis

J. M. CAMARERO

madrid. Los estragos de la crisis no se han cebado sobre ninguna otra gran economía de la Unión Europea como lo han hecho con España, donde el número de ciudadanos que sufren riesgo de pobreza ha aumentado en mayor proporción que en cualquier otra potencia comunitaria. Entre 2008 y 2016 -un periodo marcado por dos grandes recesiones y una recuperación como la actual en ciernes- el ratio de población cuyas condiciones de vida se encuentran por debajo de los estándares europeos afecta al 27,9% del total, frente al 23,8% de hace nueve años. Este dato supone un avance porcentual de 4,1 puntos, solo superado por el experimentado en Grecia (7,5) y Chipre (4,4), según Eurostat.

La economía se aleja del momento que se vive en otros países vecinos, donde el riesgo de pobreza afecta a unas capas de población mucho menos representativas, como Alemania -el 19,7% del total, tras una caída de 0,4 puntos en la crisis-, Francia -un 18,2%, tres décimas menos- o Reino Unido -22,2%, esto es, un punto inferior al de 2008-. Solo Italia, con un 28,7% de ciudadanos en riesgo de pobreza, supera a España, aunque el avance de la exclusión social ha sido menor en el país transalpino. Incluso en territorios como Portugal el problema afecta a menos población que hace una década, al alcanzar a uno de cada cuatro los hogares.

El crecimiento de las familias españolas en riesgo de exclusión afecta ya a más de 12,8 millones de personas. En 2008 había 10,7 millones de ciudadanos en esta situación. En toda Europa se contabilizan 117,4 millones de personas con penurias, un 23,4% de la población.

Fotos

Vídeos