Renfe cancela 2.175 trenes en una huelga con un seguimiento inferior al 2%

J. A. B.

Renfe tuvo que cancelar ayer 2.100 trenes de los considerados servicios públicos (Cercanías y Media Distancia) y otros 75 en trayectos de Alta Velocidad (AVE) y Larga Distancia debido a la huelga convocada por CGT en el ferrocarril, que también se extendía a ADIF, el ente público que administra las infraestructuras. Se trata de uno de los sindicatos minoritarios en el sector.

La disparidad entre las suspensiones de viajes realizadas, que afectaron a más de 20.000 personas, y el aparente escaso seguimiento del paro -por debajo del 1,5%, según la operadora ferroviaria-, se debió al cumplimiento de los servicios mínimos decretados por el Ministerio de Fomento. Estos preveían cubrir desde un 20% de los trayectos habituales en los trenes de mercancías, hasta un 77% para los AVE, el 65% en Media Distancia y un 50% como promedio en los viajes de Cercanías.

Desde CGT, donde dispararon el seguimiento hasta el 70%, justificaron la huelga de 23 horas de duración, para protestar contra «el desmantelamiento del ferrocarril público y la destrucción de empleo en el sector». Pretenden, entre otras medidas, frenar las externalizaciones y mejorar las jubilaciones parciales.

Fotos

Vídeos