Renault marca máximos en una década ante su fusión con Nissan

J. A. BRAVO

madrid. La industria automovilística europea está en plena efervescencia bursátil ante la posibilidad de que Renault y Nissan, socias desde hace 19 años, terminen fusionándose en un único gigante de un sector donde su alianza ocupa el tercer puesto mundial en ventas (10,11 millones de automóviles en 2017). Ayer mismo la multinacional francesa llegó a marcar su valor más alto en diez años y medio, con 100,8 euros.

Varias fuentes han especulado desde hace semanas con esa integración, aunque la agencia especializada Bloomberg le ha dado más visos de realidad en las últimas horas. Ha afirmado que el presidente ejecutivo de ambas compañías, el brasileño Carlos Ghosn, lidera las negociaciones, asesorado por BNP y Nomura.

La operación, sin embargo, se antoja complicada porque el Estado francés, dueño del 15% de las acciones de Renault, podría vetarla. Y también el japonés podría obstaculizarla por temas de competencia.

Aun así, los inversores ya la han valorado de forma dispar. En Asia las grandes firmas automovilísticas fueron castigadas ayer (-0,5% Nissan), mientras que en Europa hubo subidas generalizadas. La mayor de Renault (5,8% más), que cerró en 98,5 euros, su máximo en casi tres años.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos