El regulador insta al Ejecutivo a actuar contra los «engaños» de las compañías al vender luz

El organismo detecta comercializadores que visitan las viviendas para disuadir a los clientes a que elijan sus tarifas libres frente a la regulada

J. M. CAMARERO

madrid. El puerta a puerta que realizan los comerciales de una parte de las empresas de electricidad y gas contiene «engaños en la contratación» de sus servicios al usar técnicas que deben ser «mejorables», sobre todo entre aquellos ciudadanos que muestran más desconocimiento en el mercado energético. Así lo ha constatado el regulador de los mercados en un informe en el que propone aclarar la normativa que afecta a las energéticas a la hora de comercializar sus productos y servicios a los clientes.

A muchos ciudadanos no les resultarán extrañas las referencias a las «expresiones negativas» que utilizan parte de los comercializadores, que intentan convencerles sobre las bondades de cualquiera de las modalidades de tarifas libres con las que cuentan frente a la regulada. De hecho, la Comisión Nacional del Mercado y la Competencia (CNMC) explica que con estas actuaciones tratan de «disuadir» a los consumidor para contratar los 'packs' de precios que ofrece la empresa -habitualmente ligados a un coste fijo- frente al implantado por la Administración, que es variable. Además, denuncia el «ruido en redes sociales» que hacen las compañías de los aspectos comerciales relacionados con el sector energético, en un contexto marcado por la sensibilidad de la población en esta materia.

Para llegar a esta conclusión, el organismo presidido por José María Marín Quemada ha llevado a cabo la experiencia de los 'compradores misteriosos', quienes han simulado ser clientes ante una compañía para analizar el comportamiento de sus comerciales, evaluando sus servicios de atención al consumidor.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos