La UE quiere quedarse 56.000 millones de los bancos centrales

ADOLFO LORENTE

bruselas. Uno de los mantras del 'Brexit' advierte de que «Reino Unido se llevará la peor parte, pero aquí no habrá ganadores, sólo perdedores». También la UE, que perderá peso internacional (la británica era la tercera economía de la UE y el tercer país en población) y deberá hacer un complejo encaje de bolillos para cubrir el socavón anual de unos 13.000 millones netos que perderá el presupuesto comunitario a partir del 1 de enero de 2021. Bruselas hace tiempo que comenzó la 'operación buscar dinero a toda costa' para sufragar el marco financiero plurianual 2021-2027, y entre ellas está convencer a los países para poder quedarse hasta 56.000 millones (8.000 al año) procedentes de los beneficios que generan el BCE y los bancos centrales nacionales por la emisión de dinero (señoreaje).

No será nada fácil, como ayer se admitió dentro del Colegio de Comisarios, que volvió a debatir este espinoso asunto para ir perfilando la propuesta final el 2 de mayo. «Si nos guiásemos por las cosas que no les gustan a las capitales nunca haríamos nada», ironizaban fuentes comunitarias. La iniciativa ya fue lanzada a mediados de febrero de cara a la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno celebrada aquel mes para ir calentando motores ante una negociación para la que serán necesarias muchas madrugadas sin pegar ojo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos