Cae el primer directivo de Volkswagen por las pruebas con personas y monos

J. M. C.

madrid. El escándalo de las pruebas de algunos fabricantes de automóviles alemanes, que habrían experimentado con humanos y monos los efectos de los gases contaminantes de sus vehículos se ha cobrado la primera víctima corporativa con la suspensión de un alto ejecutivo de Volkswagen, Thomas Steg, por el papel que él mismo ha reconocido en la organización de estos test en la corporación.

El directivo ha sido apartado de su cargo «hasta que los hechos se esclarezcan», según Volkswagen. Steg dijo haber impedido que las pruebas se realizaran con personas, y sólo se desarrollaran con animales. «Este estudio nunca debería haberse realizado, con humanos o con monos», admitió. «Lo lamento realmente», indicó.

Por su parte, el director general del grupo, Matthias Müller, calificó de «repugnantes» estos ensayos, que datan de 2014. «Hay cosas que simplemente no se hacen», afirmó tras advertir que habrá «consecuencias» por lo sucedido.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos