Presupuestos: una sorpresa siempre para el ahorro

RAFAEL RUBIO ANALISTA DE MERCADOS

Me inicié en el periodismo económico admirando las informaciones de los medios anglosajones con ocasión de la aprobación de los presupuestos del Estado. Me sorprendía la atención con la que se seguían los debates parlamentarios y no sólo por parte de los funcionarios, cuyo incremento salarial estaba en juego de forma más directa, sino por parados, pensionistas, ahorradores, empresarios... Los presupuestos afectaban a todos y su futuro más próximo se decidía en aquellos debates.

Lo anterior viene a cuento tratando de reflexionar sobre las consecuencias que para ahorradores/inversores podrían tener los Presupuestos aprobados por el Consejo de Ministros del martes. Sin embargo, esta vez los Presupuestos que se presentan en el Congreso no deberían preocuparles mucho. En primer lugar porque si llegan a aprobarse apenas tendrán una vigencia de seis meses y, además, la propuesta ha sido consensuada con el objetivo de no castigar a los contribuyentes, que para eso estamos en vísperas electorales. El proyecto aprobado por el Gobierno prevé unos ingresos fiscales récord, superiores incluso a los de 2007 en pleno boom inmobiliario, lo que es meritorio teniendo en cuenta la rebaja tributaria que se promete a quienes ingresen por debajo de los 18.000 euros anuales. Todo se confía a los mayores ingresos por el incremento de la actividad económica. Esa misma actividad que a nivel mundial comienza a cuestionarse y llena de dudas a los mercados, además de una volatilidad casi insoportable a las carteras de los inversores.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos