La preocupación por las pensiones, en máximos históricos

D. V. MADRID.

La preocupación de los españoles por las pensiones se ha disparado a niveles nunca vistos. El último barómetro del CIS publicado ayer constata que para el 15,5% de la población es el mayor problema que tiene España. Un enorme repunte si se tiene en cuenta que hace apenas un mes solo el 8% consideraba que ese era el principal escollo.

Sin embargo, en un tiempo récord la inquietud por las pensiones se ha encaramado al quinteto de los mayores problemas nacionales. Una intranquilidad que se ha visto reflejada en las movilizaciones de protesta de las últimas semanas en todas las ciudades del país para reclamar una revalorización de estas prestaciones superior al 0,25% aprobado por el Gobierno por quinto año consecutivo. Precisamente, ayer el responsable de análisis del BBVA Research, Rafael Doménech, se mostró partidario de «blindar» las pensiones más bajas con la inflación para que no pierdan poder adquisitivo, aunque defendió la reforma de 2013.

Desde que el CIS publica sus barómetros mensuales nunca se había alcanzado este porcentaje de ciudadanos preocupados por las prestaciones que se perciben al concluir la vida laboral. Hay que remontarse a mayo de 1985 para encontrar una cifra de dos dígitos. Aquel mes, el 11,7% decía que las pensiones eran el mayor problema nacional. Desde entonces, la preocupación ha oscilado entre el 2 y el 5%, e incluso por debajo.

La mayor sensibilización por las pensiones también obligó ayer al gobernador del Banco de España, Luis María Linde, a «lamentar» el conflicto que se generó con sus declaraciones relativas al intenso grado de viviendas en propiedad que tienen los jubilados españoles en un momento en el que se estaba debatiendo la posible subida de las prestaciones. «Si me equivoqué, lo lamento», afirmó Linde durante su segunda comparecencia ante la comisión del Congreso que investiga la crisis financiera. Linde aclaró que no era su «intención» vincular la revalorización o recorte de las pensiones por la elevada presencia de viviendas en el patrimonio de quienes tienen más de 65 años que optaron por invertir en un inmueble en vez de ahorrar para la jubilación.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos