El 'plan Juncker' se rearma e inyectará 500.000 millones hasta 2020

El Parlamento Europeo aprobó ayer el último trámite para que la ampliación entre en vigor el 1 de enero de 2018

ADOLFO LORENTE

bruselas. Más madera. El Parlamento Europeo, por aplastante mayoría, aprobó ayer en Estrasburgo el último formalismo legal para que el llamado 'plan Juncker' alcance más protagonismo y potencia de fuego y llegue a los 500.000 millones de inversión hasta finales de 2020. Son cifras mastodónticas que sin embargo ya no encuentran el eco político y mediático del que gozaron hace apenas dos o tres años, cuando la economía europea marchaba al ralentí. Ahora, se habla mucho de crecimiento y poco del 'plan Juncker', una herramienta clave para salir de la Gran Recesión a la que sólo le queda esperar el juicio de la Historia para tener el reconocimiento que se merece.

«Hemos decidido introducir algunas mejoras en los mecanismos del Fondo Europeo para Inversiones Estratégicas (FEIE) para que sus decisiones sean aún más transparentes y ofreciendo un apoyo técnico mayor a nivel local. El FEIE ya ha ayudado a crear 300.000 puestos de trabajo: mantengamos esta inercia», se felicitó ayer el vicepresidente responsable de Empleo, Crecimiento, Inversión y Competitividad, el finlandés Jyrki Katainen.

La Eurocámara avaló estos cambios con 502 votos a favor, 125 en contra y 19 abstenciones. El ponente de la comisión de Asuntos Económicos, el socialdemócrata Udo Bullmann, recordó que este plan se puso en marcha para contrarrestar una falta de financiación de 700.000 millones en Europa y explicó que esta modificación se produce para «modernizarlo y hacer que llegue a las regiones más necesitadas». «Ya se han movilizado 250.000 millones, se han creado 600.000 puestos de trabajo y más de 400.000 pymes han recibido apoyo», señaló el ponente de la comisión de Presupuestos, José Manuel Fernandes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos