La OCDE avisa a España de que el número de jubilados por cada trabajador se duplicará en 2050

Será la segunda economía avanzada más envejecida, sólo por detrás de Japón, con 76 personas mayores de 65 años por cada 100 en edad activa

DAVID VALERA MADRID.

El envejecimiento de la población es uno de los principales retos que afronta España y el gran problema para la sostenibilidad del sistema de pensiones. Así lo advierte un informe de la OCDE publicado ayer que va un poco más allá y realiza una proyección sobre el crecimiento del número de jubilados en los próximos 35 años, lo que dibuja un panorama preocupante para las maltrechas finanzas de la Seguridad Social. En concreto, el número de pensionistas por cada trabajador será más del doble en 2050 respecto a la ratio actual. Así, pasará de las 30 personas mayores de 65 años por cada 100 trabajadores de entre 20 y 64 años de 2015, a los 76 jubilados por cada 100 personas en edad activa en 2050. Esa es la previsión realizada por el organismo que dirige Ángel Gurría en el informe 'Pension at a glance' publicado ayer.

En concreto, este gran incremento de las personas en edad de jubilación colocará a España como el segundo país de la OCDE más envejecido, sólo por detrás de Japón (cuyo ratio será del 77,8%). La media de la OCDE se situará en el 53,2% en 2050. Es decir, España superará por más de 20 puntos el promedio. Precisamente, la reforma de las pensiones aprobada en 2013 incluye el factor de sostenibilidad que entrará en vigor en 2019 -que reduce la cuantía mensual de la pensión a medida que aumenta la esperanza de vida-. Una variable que provocará una reducción de las prestaciones, según la mayoría de estimaciones. El informe de la OCDE recoge este cambio, pero deja expresamente fuera su impacto por su «complejidad».

A pesar de estas previsiones de envejecimiento, el informe de la OCDE recoge que la tasa de reemplazo de las pensiones en España (la relación entre el importe de la pensión y el último salario) será del 82% para un joven de 20 años que empezó su vida activa en 2016 y que cubra el periodo completo de cotización para jubilarse. Es una cifra muy por encima del 63% de media de la organización o del 71% de la UE. Tanto que la OCDE avisa de que este sistema de generosidad es «demasiado alto», aunque todavía existen países con tasas del 102% como Turquía, o muy cercanas al 100% como Holanda, Portugal o Italia. Sin embargo, la tasa de reemplazo en España bajará significativamente con la aplicación del factor de sostenibilidad, pero la OCDE no lo incluye en sus cálculos.

Un paro persistente y la alta tasa de temporalidad agravan la situación al reducir las pensiones

«El envejecimiento de la población, que se acelerará a un ritmo muy rápido en España, presiona sobre la sostenibilidad financiera y la adecuación de los ingresos de los sistemas de pensiones», explica el documento. La fórmula para financiar las pensiones del futuro es el principal tema de discusión en el Pacto de Toledo, aunque la situación política ha encallado las negociaciones. De momento, el Gobierno acaba de utilizar otros 3.586 millones de la hucha de las pensiones para pagar la extra de Navidad y sólo quedan 8.095 millones en ese fondo de reserva que se agotarán el próximo año. De hecho, será necesario habilitar un nuevo préstamo a la Seguridad Social en 2018 (en 2017 fueron 10.000 millones).

En cualquier caso, el informe advierte de que la situación en España puede deteriorarse más debido al paro persistente y la alta tasa de temporalidad, lo que reduce los importes de la pensión a una parte de la población. De hecho, una de las consecuencias de esta situación es el actual déficit de la Seguridad Social de 18.000 millones, un agujero que se mantendrá prácticamente igual en 2017.

Edad de jubilación

Otra de las medidas analizadas por la OCDE tiene que ver con el retraso en la edad de jubilación. En concreto, en España este umbral se sitúa ahora mismo en los 65,3 años. Una cifra que se elevará de forma gradual hasta llegar a los 67 años en 2027, según consta en la reforma de las pensiones. Aunque aquellas personas que hayan cubierto por completo el periodo de cotización (38,5 años) podrán jubilarse a los 65 años.

El informe estima que la edad media de jubilación en la OCDE en 2050 será de 66 años, pero hay países que todavía retrasarán más la edad de retiro como Dinamarca (74 años).

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos