El número de 'ninis' se reduce hasta niveles previos a la crisis

Hay 400.000 menos que en 2009, cuando marcó máximos, tras duplicarse la probabilidad de encontrar un empleo en estos últimos años

LUCÍA PALACIOS

madrid. Se habló mucho de ellos a raíz de la crisis, ya que el elevado paro juvenil incidió en su abultado crecimiento, hasta el punto de que España llegó a ser uno de los países de la OCDE con un porcentaje más alto. Son los 'ninis', un colectivo formado por jóvenes de entre 16 y 24 años que ni estudian ni trabajan. Una década después de que estallara la recesión, este grupo vuelve a situarse en los niveles precrisis.

En la actualidad hay 520.000 'ninis' en España después de que en los últimos dos años se hayan reducido un 14,5%, la misma cifra que había en junio de 2007 (513.000), según cálculos de la patronal de las empresas de trabajo temporal, Asempleo. Representan un 13% del total de jóvenes, lo que supone siete puntos porcentuales menos que en 2009, cuando en el mes de septiembre se contabilizó el mayor número al alcanzar casi los 920.000. En definitiva, que desde entonces hasta la segunda mitad de 2017 se han recuperado en torno a 400.000 jóvenes.

Esto es consecuencia de la intensa disminución del número de jóvenes que se consideran parados, pero que no estudian, mientras que el número de inactivos que no están estudiando pero ni tienen trabajo ni aspiran a encontrarlo se ha incrementado en los últimos dos años cerca de un 24%. Son concretamente 169.000 en junio de 2017, 32.000 más que dos años atrás. La principal razón que esgrime Asempleo para este crecimiento es la demográfica, ya que la población de 16 a 20 años (más propensos a no incorporarse al mercado laboral) ha aumentado, pero también explican que es normal que en tiempos de crisis el número de jóvenes inactivos disminuya, al verse obligados a contribuir a la economía familiar, mientras que aumenta con la recuperación.

La reducción de 'ninis' se debe principalmente a los jóvenes de más edad (de 20 a 24), varones (responsables de dos terceras partes de la disminución) y de nacionalidad española -ya que los inmigrantes se mantienen estables durante los dos últimos años en el entorno de los 120.000- y que han completado un nivel medio de formación.

Abocados al empleo temporal

Y esto es gracias a que la mejora del entorno económico ha traído consigo un aumento de la probabilidad de encontrar un puesto de trabajo, hasta el punto de que se ha duplicado en el último año entre los jóvenes que acceden a su primer trabajo, pasando del 6,7% en el segundo trimestre de 2016 al 11,7% en el mismo periodo de 2017.

Eso sí, la mayor parte de las veces con un contrato temporal, tal y como se pone de manifiesto en que la probabilidad de encontrar un primer empleo temporal ha pasado del 6,1% al 10% en el último año, mientras que en el caso del indefinido se mantiene estable en el entorno del 0,4%.

«Existen 27 veces más posibilidades de colocación de un joven a través de un contrato temporal que mediante uno indefinido», explicó ayer el presidente de Asempleo, Andreu Cruañas, quien presumió de que las empresas de trabajo temporal colocan a un 35% de los jóvenes menores de 25 años.

Eso se debe a que las mayores oportunidades de trabajo se encuentran en los sectores del comercio, reparación y hostelería, precisamente donde se registra un alto porcentaje de estacionalidad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos