Nadal ve riesgos para el ahorrador en los proyectos de renovables

JOSÉ M. CAMARERO

santander. El ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital, Álvaro Nadal, quiere evitar que los ciudadanos de a pie se vean impactados por otra burbuja de las energías renovables en la que se puedan ver atrapados los pequeños ahorradores. Por ello, ayer realizó una advertencia sobre la práctica de algunos promotores de plantas energéticas renovables que están ofreciendo a los pequeños inversores participar en sus proyectos con tentadoras ofertas de rentabilidad, cuyas condiciones «no son muy apropiadas» para este tipo de ciudadanos.

Después de lanzar con éxito la segunda subasta de energías limpias hace ahora un mes y en el marco de la segunda operación de este tipo que culminará en el mes de julio, Nadal ha recordado que los productos que ofrecen algunas firmas para que los inversores participen de los mismos tienen «riesgos y volatilidades» que pueden resultar perjudiciales. Así lo señaló ayer en la inauguración de los cursos de verano de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP).

Nadal alertó de la «presencia de anuncios» y reclamos comerciales en los que determinadas empresas promotoras de instalaciones fotovoltaicas ofrecen condiciones aparentemente muy atractivas para que los inversores participen de su financiación. Pero indicó que su departamento «está estudiando qué se puede hacer» para evitar que «se pueda usar el mercado eléctrico como un producto financiero», cuando no lo es.

Dirigidos a profesionales

El ministro afirmó que su deber solo se limita a la mera advertencia sobre estas prácticas, aunque indirectamente fijó la mirada en los reguladores, al matizar que las competencias para determinar si se trata de actuaciones ilegales corresponden al Banco de España y a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Nadal indicó que «no se trata de prohibirlos», pero sí de determinar «si hay publicidad engañosa» en ese tipo de anuncios.

La advertencia llega después de que Energía haya comprobado la existencia de determinados reclamos comerciales en los que algunas firmas del sector ofrecen participar en sus proyectos, con una rentabilidad «asegurada» -así la denominan en algunos casos- del 7,5% -se trata de la remuneración fijada tras la última reforma eléctrica, bajo determinadas condiciones-; con un plazo temporal a 30 años vista; por una cantidad de dinero mínima -habitualmente desde 10.000 euros- y con el respaldo de la normativa que regula estas actividades en el Boletín Oficial del Estado (BOE).

Fotos

Vídeos