Talky Kar quiere dar nuevas prestaciones a los coches usados

Gonzalo Almirón, Miguel Ángel Pedraza y José Alberto Rodríguez son los fundadores de la empresa.
Gonzalo Almirón, Miguel Ángel Pedraza y José Alberto Rodríguez son los fundadores de la empresa. / Sur
  • Tres malagueños diseñan un dispositivo que permite ahorrar un tercio de combustible, avisar a emergencias y localizar el vehículo

Los coches nuevos tienen cada vez más prestaciones de todo tipo. Cuando un vehículo pasa de los diez años, ya se considera obsoleto, y se recomienda cambiarlo para evitar problemas de seguridad y un gasto excesivo de combustible. Sin embargo esto podría cambiar en breve, gracias al dispositivo que están diseñando tres jóvenes emprendedores malagueños: Gonzalo Almirón, Miguel Ángel Pedraza y José Alberto Rodríguez.

Se trata de Talky Kar, un elemento tecnológico que se instalará en coches usados y que permitirá, entre otras funciones, reducir el gasto de gasolinera en un tercio, avisar automáticamente a emergencias en caso de cualquier incidencia y tener localizado en todo momento al vehículo desde el teléfono móvil, entre otras muchas funcionalidades. Según explican sus creadores, el dispositivo se conecta al puerto OBD o de diagnóstico que traen todos los vehículos fabricados a partir de 2001 –en el caso de los modelos de gasolina– y de 2004 en los diésel. Además, funciona en un 90% de los modelos diseñados a partir de 1996.

«Estamos en fase de prelanzamiento, queremos tener el prototipo listo para el próximo mes y que la venta se pueda hacer en julio», avanza Gonzalo Almirón, licenciado en Derecho y máster en Administración y Dirección de Empresas. Junto al ingeniero en Electrónica Miguel Ángel Pedraza y al técnico superior informático José Alberto Rodríguez llevan un año trabajando en esta iniciativa emprendedora, que ya ha conseguido una financiación de 10.000 euros, procedentes de la Unión Europea, dentro del proyecto ‘FI-Ware’.

Al mismo tiempo, están siendo incubados en la aceleradora de proyectos empresariales Bolt, ubicada en el edificio de Tabacalera, en Málaga capital, y reciben el apoyo del Ayuntamiento y de la Universidad para llevar a cabo sus ensayos técnicos, dentro de los proyectos de ‘Urban Lab Málaga’ y de la Escuela de Organización Industrial (EOI).

«Nuestra intención es que el producto no cueste más de 100 euros, porque queremos que esté accesible para todo el mundo», avanza Almirón, quien cree que Talky Kar «puede marcar un antes y un después» en el sector de la automoción. «Ya hay algunas cosas parecidas, pero éste pensamos que va a ser el más completo y, a la vez, sencillo de utilizar del mercado», sostiene.

Negociación con la DGT

Para conseguir el respaldo de las instituciones, los responsables de Talky Kar han iniciado una ronda de contactos con organismos como la Dirección General de Tráfico (DGT) o la empresa pública que gestiona los centros para la Inspección Técnica de Vehículos (ITV) en Andalucía, dependiente de la Junta de Andalucía. «Nuestro objetivo es conseguir su acreditación y certificación oficial, para que el comprador vea que es un producto avalado por estos organismos», sostiene Almirón, quien no duda de las «enormes ventajas» que reportará tener instalado este sistema en los coches de mayor edad. «Será muy fácil de utilizar, totalmente interactivo e intuitivo, gestionándose todo desde el teléfono móvil», avanza el emprendedor.

La aplicación que están ultimando forma parte del proyecto europeo ‘FI-Ware’, que persigue crear un entorno de ‘apps’ que compita con gigantes de la red como Google o Amazon, ofreciendo herramientas para construir internet de otra forma. Así, en su caso, están empleando recursos como los mapas creados por este proyecto europeo, que les ha otorgado ya una financiación de 10.000 euros, una cantidad que, si consiguen seguir superando etapas, podrían llegar hasta los 175.000 euros, para finales de este año.

Según Almirón, Talky Kar contará además con servicios añadidos, como una guía de las estaciones de servicio más cercanas y con mejores precios, o los talleres más próximos donde poder arreglar una avería.