Montoro, a la espera de Cataluña y de los Presupuestos de 2018

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, en el Senado. :: Kiko Huesca / efe/
El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, en el Senado. :: Kiko Huesca / efe

El Gobierno advierte de que el acuerdo de financiación depende de la resolución de la situación catalana y del apoyo del PSOE

D. VALERA MADRID.

«Hay que esperar». Esa es la consigna que se repite en el Ministerio de Hacienda cuando se habla de la reforma de la financiación autonómica. El departamento que dirige Cristóbal Montoro no tiene intención de abordar en profundidad este asunto hasta que la grave crisis de Cataluña se resuelva o, al menos, se aclare. Y lo hacen por un doble motivo. Por un lado, fuentes del Ejecutivo explican que la situación de Cataluña «intoxica» cualquier otro debate o negociación. Por tanto, consideran que hasta que no se despeje ese escenario llegar a un acuerdo de calado con otras formaciones en otro asunto será complicado.

Pero además, en el Gobierno saben que no se puede acordar un nuevo modelo de financiación sin Cataluña. Y ahora mismo la comunidad está ausente de las reuniones del comité técnico del Consejo de Política Fiscal y Financiera por decisión del gabinete cesado de Carles Puigdemont.

Por ese motivo Hacienda no tiene prisa por involucrarse en las negociaciones del nuevo modelo y no ha entrado en el debate de las distintas propuestas que las comunidades le han dejado en su mesa. «Todo está parado hasta después de las elecciones catalanas», admiten desde el departamento de Cristóbal Montoro. Sin embargo, el resultado de los comicios del 21 de diciembre puede ser tan complejo que formar un gobierno de la Generalitat puede prolongarse meses en el tiempo.

En este sentido, algunas comunidades temen que el Gobierno busque congelar la reforma a través de un sinfín de reuniones técnicas. Por ese motivo, algunos gobiernos autonómicos, con Andalucía a la cabeza, quieren forzar una reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera en enero si no lo convoca antes Hacienda para abordar esta reforma al más alto nivel. Para ello basta con que soliciten la reunión un tercio de sus componentes.

Sin embargo, desde Hacienda afirman que de producirse ese encuentro, se trataría de una reunión sin contenido. De hecho, fuentes del ministerio recuerdan que ni siquiera hay Presupuestos de 2018 para poder saber con qué dinero de más pueden contar las comunidades en el reparto del nuevo sistema.

Y es que las cuentas públicas son otras de las damnificadas de la crisis catalana. El Gobierno no cuenta con los respaldos suficientes para sacar adelante unos nuevos Presupuestos por la espantada del PNV tras la aplicación del artículo 155 de la Constitución. Sin embargo, Montoro deslizó hace una semanas en el Congreso que esas cuentas deberían contemplar «los términos fundamentales de un nuevo modelo de financiación». Una forma de vincular la aprobación de los Presupuestos con el avance en esa reforma y tratar de presionar así al PSOE. Y es que el ministro de Hacienda ha dejado muy claro que no habrá un nuevo modelo de financiación sin el apoyo del principal partido de la oposición.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos