525 millones para llevar Internet de alta velocidad al 96% de la población

525 millones para llevar Internet de alta velocidad al 96% de la población

El Gobierno presenta un plan anual hasta 2021, financiado en un 75% por la UE, que consolidará a España con la mayor red de fibra óptica de Europa

J. A. BRAVO

madrid. Cuatro años es el plazo que se ha marcado el Gobierno para llevar al 95,7% de la población de cada provincia una conexión a redes de banda ancha ultra rápida, con una velocidad de al menos 300 megabytes por segundo (Mbps). Para hacerlo invertirá en ese tiempo 525 millones de euros, según anunció ayer el presidente Mariano Rajoy.

Lo hizo desde Teruel, la ciudad desde la que las comunidades autónomas más acuciadas por el problema de la despoblación y la dispersión de habitantes -Aragón, Galicia, La Rioja, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Extremadura y Asturias- reclamaron en junio de 2017 soluciones «concretas». Y entre ellas estaba «fomentar la capacitación digital» y las nuevas tecnologías.

Rajoy les ha comunicado que abogará por que la dispersión de la población sea uno de los criterios a considerar en la reforma de la financiación territorial. En cuanto al despliegue de fibra óptica que se completará con el plan citado, dijo que sin esa red «no podemos hacer nada en una revolución digital». «Sería casi -ironizó- como intentar industrializar sin electricidad».

Y es que en el Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital se vincula este proyecto al desarrollo tanto del Plan Nacional de 5G -cuyas primeras licitaciones de más frecuencias para las operadoras están pendiente del informe del regulador (la CNMC)- como del llamado Mercado Único Digital, que supondrá un impacto de 415.000 millones de euros en el Producto Interior Bruto de la UE en el horizonte de 2020. Ese hecho, unido a que se trate de un plan de ámbito provincial, ha permitido que la mayoría se pueda sufragar con fondos europeos.

En concreto, tres de cada cuatro euros (395 millones, el 75,2%) del denominado Plan 300x100 irán a cargo del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) y el resto saldrán de los Presupuestos del Estado. La idea del Ministerio es consignar 150 millones anuales al proyecto los tres próximos ejercicios, quedando otros 75 millones para concluir el despliegue en 2021.

La primera partida será aprobada mañana por el Consejo de Ministros. El dinero se dirigirá a las operadoras que participen en el proyecto -las licitaciones se harán después de Semana Santa- y se vinculará al cumplimiento de objetivos progresivos de cobertura, si bien en la primera fase se atenderá más a las sugerencias de las propias compañías como ha pasado con el despliegue de banda ancha los últimos años.

El 83% ya tiene fibra

A finales de 2017 el 82,9% del territorio español tenía cobertura de fibra -gran parte con una velocidad de acceso a la Red de al menos 100 Mbps-, aunque apenas llegaba a las dos terceras partes en Extremadura (63,4%) y Galicia (65,4%). Por provincias, las diferencias resultan más ostensibles. Así, mientras en Huesca (49,8%) y Zamora (49,3%) solo alcanzaba la mitad de la población, y poco más en Lugo (55,4%), Cuenca (55,8%), Teruel (56,5%), Cáceres (56,9%) y Ourense (58,3%), en Barcelona (95,9%), Vizcaya (97,4%), Guipúzcoa (98,2%) y Madrid (98,2%) se acercaba a la totalidad.

España tiene la red de fibra más extensa de Europa -y la tercera de la OCDE, solo por detrás de Japón y Corea del Sur-, con 33,6 millones de accesos y 11,34 millones de hogares cubiertos. En banda ancha móvil la cobertura llega al 97% y el objetivo del Gobierno es que el 4,3% de la población (dos millones de personas) que, por vivir alejado de núcleos poblacionales pudiera quedarse fuera del Plan 300x100, tenga un acceso de al menos 30 Mbps.

La ayuda media por ciudadano cubierto que recibirán las operadoras roza los 87 euros. Con ello se prevé que 5,95 millones de personas que hasta ahora no disponen de banda ancha ultra rápida para usar internet la tengan, a más tardar, en 2021.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos