Merkel y Macron reciben a Trump en Davos llamando a la globalización

La cánciller alemana no ve al proteccionismo «la mejor solución», aunque en EE UU dicen estar «abiertos a los negocios»

R. C.

madrid. La canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente francés, Emmanuel Macron, pidieron ayer en Davos (Suiza) una globalización más justa, a pocas horas de que intervenga ante el Foro Económico Mundial el presidente estadounidense, Donald Trump. Para la dirigente germana, «el proteccionismo no es la mejor solución» precisamente para los problemas del mundo.

«Si pensamos que las cosas no son justas, que los mecanismos no son recíprocos, entonces tenemos que encontrar soluciones multilaterales y no unilaterales», dijo Merkel en una referencia implícita a la Casa Blanca. Macron, no obstante, reconoció algunas lagunas de la globalización, dado que «no está siendo siempre justa con todos», y abogó por un «nuevo contrato mundial».

Sin él, advirtió, «los extremistas ganarán dentro de diez o quince años en todos los países». También pidió a las multinacionales que «renuncien a la optimización fiscal» que emplean para pagar menos impuestos.

China también se unió a ese coro de voces. «Nos opondremos a cualquier forma de proteccionismo (...) La apertura es crucial, no solo para nosotros sino para el mundo entero», dijo Liu He, el consejero económico del presidente Xi Jinping.

La respuesta de EE UU vino del secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, quien dijo el país «sigue abierto a los negocios», porque «lo que es bueno para nosotros es bueno para el mundo».Su homólogo de Comercio, Wilbur Ross, más bélico, apuntó que «las tropas estadounidenses van ahora al frente» de las guerras comerciales.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos